Dos de cada tres jubilados vascos consideran que la prestación que cobran es insuficiente

Concentración reciente de pensionistas por las calles de Villabona./ARRATIBEL
Concentración reciente de pensionistas por las calles de Villabona. / ARRATIBEL

La mitad de los consultados en una encuesta de BBVA opina que la edad mínima de retiro debe ser de 65 años y solo el 60% cree blindada su prestación

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Hasta ahora podíamos calificarlos como inconformistas en un número elevado y luchadores por lo que consideran unas pensiones «dignas» y una revalorización en consonancia con al incremento del coste de la vida. Pero desconocíamos qué visión concreta tenían de su pensión, cuáles eran sus consideraciones generales y cómo ven el futuro del sistema. La VI Encuesta sobre la Jubilación y las Pensiones, elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones ha realizado una radiografía de los retirados vascos que deja, en general, una visión poco positiva de su situación actual y un horizonte negro para las siguientes generaciones.

En primer lugar, dos de cada tres jubilados vascos consultados (la muestra española se eleva a 3.000 entrevista en total) estima insuficiente la pensión que perciben a día de hoy. El 38% considera regular la mensualidad que ingresa, mientras que el 27% cree que la pensión que cobra es mala o muy mala. Solo el 35% de los encuestados -al mismo nivel que en el conjunto del Estado- estima que la nómina mensual que percibe de la Seguridad Social es buena o muy buena.

Los porcentajes

59% de los jubilados vascos
cree que los trabajadores que tienen entre 40 y 50 años no tienen aseguradas sus prestaciones en el futuro.
88% de los retirados
se considera preocupado por los jóvenes. Eso sí el 56% no cedería un 10% de su nómina para blindar las pensiones del futuro.
92% de los pensionistas
opina que el Gobierno debe revalorizar todos los años las prestaciones para que no pierdan poder adquisitivo

Los resultados de la encuesta para el País Vasco muestran que, si bien un 68% de los pensionistas de jubilados actuales supieron con menos de medio año de antelación a cuánto ascendía su primera pensión, cerca de la mitad (47%) reconoce haber ahorrado para la vejez antes de jubilarse. En la actualidad además, la confianza «no es completa», ya que un 60% de los entrevistados vascos de 60 años o más cree que las pensiones están garantizadas, en línea con la media del conjunto del Estado, mientras que un 34% opina lo contrario.

Un pesimismo, que se traslada también en su visión de cara al futuro, ya que el mismo porcentaje de encuestados que observa dudas sobre si cobrarán todas su prestación o no, considera que los trabajadores que actualmente tienen entre 40 y 50 años no tienen aseguradas sus pensiones. Eso sí, el informe también recoge otro dato llamativo en este aspecto, y es que a la pregunta de si se restarían el 10% de su prestación si así se garantizara el sistema de pensiones en el futuro, el 56% de los jubilados vascos señala que no cedería ese porcentaje, lo que puede tener varias lecturas; por un lado, que las prestaciones ya son de por sí escasas como para abrirse a renunciar a un 10% de ellas o, por el otro, que la solidaridad intergeneracional tiene un fondo muy endeble. Esta segunda lectura la pone en duda el propio informe, ya que al 88% de los encuestados vascos le preocupa mucho o bastante las pensiones de las generaciones más jóvenes.

De cara al futuro, la mitad de los jubilados consultados considera que la edad mínima para el retiro deberían ser los 65 años, y la mayoría cree que debe ser cada individuo el que pueda elegir hasta cuando retrasar esa fecha de jubilación. Un 92% de los entrevistados vascos opina que el Gobierno debe revalorizar todos los años las pensiones para que no pierdan poder adquisitivo, un porcentaje superior a la media estatal (88%), mientras que solo el 6% considera aceptable que si la Seguridad Social tiene déficit no se revaloricen.

Por otra parte, en contra de las estimaciones según las cuales un pensionista medio recupera aproximadamente 12 años después de jubilarse el valor de las cotizaciones realizadas por él y su empleador, casi cuatro de cada diez pensionistas vascos (38%) estiman que recibirán menos de lo que cotizaron.

Bien física y económicamente

En cuanto a la situación general de los mayores, el informe recoge que buena parte de la población vasca de 60 o más años se siente bien físicamente y bastante segura económicamente. El director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, destaca que los vascos ahorran más que el resto de los españoles con un «ahorro finalista» de cara a la jubilación, lo que, a su juicio, se debe a la implantación de las EPSVs, «un estupendo vehículo que ha funcionado muy bien».

El 97% de los entrevistados vascos tiene al menos una vivienda en propiedad (92% del conjunto de la media española). Por otra parte, el 96% de los encuestados del País Vasco asegura poder pagar puntualmente los gastos relacionados con la vivienda principal; el 79%, mantener la vivienda con una temperatura adecuada; el 78%, disfrutar de actividades de ocio; y el 69%, afrontar gastos imprevistos de hasta 650 euros.

 

Fotos

Vídeos