La oposición en Álava impulsa una rebaja del IRPF que rompe la armonización fiscal vasca

La oposición en Álava impulsa una rebaja del IRPF que rompe la armonización fiscal vasca

El pacto PP, EH Bildu y Orain Araba que incluye también un 'cheque bebé' y medidas en favor de los pensionistas, deja en 'stand by' la uniformidad tributaria

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

La política camina a una velocidad tan frenética que en ocasiones hace falta frotarse bien los ojos para poder entender algunas decisiones que pueden derribar todo un castillo de naipes. Empecemos por el final. El Partido Popular, EH Bildu, la excisión de Podemos denominada Orain Araba y un exjuntero de Ciudadanos ahora en el Grupo Mixto han impulsado en Álava desde la oposición una rebaja del IRPF a las rentas más bajas y varias medidas en favor de la natalidad y los pensionistas. En conjunto, una norma foral que quedó aprobada por la mayoría en el pleno del miércoles (con el rechazo de PNV y PSE) y que ahora deberá implementar la Diputación que dirige Ramiro González. Un paso que podría acabar con una armonización fiscal vasca que apenas lleva un año como efectiva.

El acuerdo de la oposición alavesa ha cogido con el pie cambiado a las diputaciones, enfrascadas en estos días en el cierre recaudatorio del curso pasado y en una negociación de la nueva Ley de Aportaciones que se está demorando más de lo previsto. Según ha podido conocer DV, la situación preocupa, pero desde Gipuzkoa prefieren esperar a que la Diputación alavesa aclare cómo articulará el mandato recibido por las Juntas.

Tres medidas de Álava

1.000
euros de 'cheque bebé'
con ingresos familiares de 40
000 euros anuales. Será de 500 euros si están entre los 40.000 y los 75.000. Y de 250 euros si pasan de los 75.000 al año.
2 millones para mayores de 65 años residentes en Älava
Habrá ayudas si los ingresos son inferiores a 20.000euros en los hogares unipersonales; a 25.000 si la familia tiene dos miembros; a 30.000 si tiene tres; y a 35.000 si son cuatro.
16.800 es el límite
al que se ha elevado el mínimo exento para tener obligación de hacer la declaración de la Renta a partir del próximo año, el 2020, cuando el umbral actual estaba situado en los 12

El cambio de norma respaldado por 27 de los 50 procuradores de la cámara de Álava prevé que a partir del próximo año el mínimo exento para tributar por el IRPF aumentará hasta los 16.800 euros. Actualmente, ese umbral está fijado en los 12.000 euros en Euskadi, mientras que en el conjunto del Estado el pacto presupuestario PP-Ciudadanos durante el mandato de Rajoy y que también respaldó el PNV hizo elevar de esos 12.000 a los 14.000 el mínimo. En Álava, por tanto, ese escalón de base será más elevado que en el resto del Estado, una medida que, por tanto, le restará potencial recaudador en 2020, un factor a tener en cuenta en la negociación del reparto de ingresos del Consejo Vasco de Finanzas.

De hecho, a quien más podría afectar esa medida es a Gipuzkoa, ya que el actual diseño de la Ley de Aportaciones estima que en rendimientos del trabajo el territorio ingresará el 33,54% de todas las Haciendas, medio punto por encima de lo que le corresponde por su PIB, de forma que con este nuevo factor su porcentaje podría estirarse al alza.

Variedad de pactos

Sea como fuere, las diputaciones habían aplazado hasta este año cualquier posibilidad de realizar un guiño fiscal en el IRPF a las rentas más bajas y todas habían mostrado su predisposición a hacerlo, por lo que teniendo en cuenta que el acuerdo alavés prevé la implementación de esas modificaciones en 2020 y con unas elecciones a la vuelta de la esquina, no existiría problema para que las nuevas Juntas de Gipuzkoa y Bizkaia acordaran cambios en la Renta e incluso, que la composición de la nueva cámara alavesa derogara o modificara la norma aprobada ayer.

Entrarán en juego los pactos que en los últimos años han sido tan variopintos como modulables. En un precedente similar, en 2013 la oposición en las Juntas de Gipuzkoa, formada entonces por PNV, PSE y PP, apoyó la implementación del pacto fiscal acordado por los tres partidos a nivel vasco. Posteriormente, en 2017, las mismas partes volvieron a sellar otro acuerdo de modificaciones fiscales -con la rebaja del Impuesto de Sociedades como medida estrella- que superó todos los trámites en las cámaras forales. Estos acuerdos se dirigían hacia una armonización casi total de los tributos en los tres territorios, una situación que se vería amenazada por ese acuerdo respaldado por el propio PP.

El abanico de posibilidades está abierto en lo que a modificaciones fiscales se refiere. Otra cosa será la puesta en marcha en Álava de un nuevo 'cheque bebé' de hasta 1.000 euros por nacimiento y de hasta 2 millones en ayudas para mayores de 65 años con bajos ingresos. Medidas no fiscales, que tanto Gipuzkoa como Bizkaia deberán analizar.

 

Fotos

Vídeos