Onddi dispara su facturación gracias a su especialización en proyectos complejos

Fotomontajes de cómo quedarán los accesos a las estaciones de metro de la capital de Arabia Saudí./ONDDI
Fotomontajes de cómo quedarán los accesos a las estaciones de metro de la capital de Arabia Saudí. / ONDDI

La ingeniería guipuzcoana ha pasado de facturar 500.000 euros a 10 millones en cuatro años, con obras como el estadio de Anoeta o estaciones del Metro de Riad

Fernando Segura
FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

En Onddi les gusta complicarse la vida. Y aquí radica su éxito. La ingeniería donostiarra se ha especializado en el diseño y montaje de estructuras complejas, como la cubierta del estadio de Anoeta. Estamos hablando de una malla de 27.300 metros cuadrados, con un peso de 800 toneladas, en la que se van a utilizar 8.154 esferas, 27.577 perfiles cilíndricos y otras 100.000 piezas, principalmente subestructuras y conexiones. En resumen, un gigantesco mecano suspendido sobre los espectadores que acuden al campo. Estas estructuras le han permitido ganar concursos internacionales, como el del Metro de Riad, una cabeza de puente en Arabia Saudí para lanzarse a otros países de Oriente Medio.

Este nicho de mercado está permitiendo a la compañía donostiarra crecer a un ritmo de un 20-25% anual. Como señala Jon Urien, director gerente de la firma, «tenemos que frenar, porque se puede morir de éxito». Onddi necesita un poco de sosiego. Nació en 2014 y su primer proyecto fue un ascensor en Elgoibar. La facturación aquel ejercicio fue de 500.000 euros. Cuatro años más tarde, las ventas ascienden a 10 millones, la plantilla se ha incrementado de cuatro a veinticuatro profesionales y la cartera de pedidos para 2019 se eleva a otros 10 millones de euros.

El objetivo es facturar 20 millones de euros en 2021. Llegados a este punto, Urien explica que el reto no es seguir incrementando la facturación. Las ventas, recalca Urien, «deben sustentarse en una reorganización optimizada para evitar que la empresa colapse por el crecimiento. La facturación no es la prioridad, sino la mejora de los procesos, la apertura de mercados y las nuevas soluciones». Urien explica que la clave del éxito radica en que aportan a los clientes soluciones complejas llave en mano, centradas principalmente en el diseño, fabricación e instalación de las estructuras que soportan cubiertas y tejados de grandes instalaciones, como campos de fútbol, hangares, polideportivos, centros comerciales o estaciones de Metro.

En 2019 iniciará obras emblemáticas, como un polideportivo en Lima para los Juegos PanamericanosEl metro de la capital de Arabia Saudí le servirá para dar el salto a otros países de Oriente Medio

Onddi proyecta las mallas espaciales, tipo membrana, formadas por tubos y esferas que se entrelazan. Subcontrata la fabricación de estas piezas a empresas guipuzcoanas y monta el 'mecano' en destino, trabajo dirigido por especialistas de Onddi desplazados al lugar.

Esta ingeniería de altísima calidad, unida a una red de proveedores locales de gran experiencia, les ha llevado a ganar concursos en casa tan emblemáticos como el estadio de Anoeta, pero también a viajar a tierras exóticas. Onddi está trabajando en la actualidad en la ejecución de las cubiertas de treinta estaciones de dos líneas del metro de Riad, en comandita con la española FCC y con la coreana Samsung.

La adjudicación de este contrato de 3 millones de euros en Arabia Saudí adquiere especial relevancia para Onddi. «Queremos expandirnos por Oriente Medio, una zona con países donde hay mucho dinero y con necesidad de infraestructuras. De hecho en Arabia Saudí, donde trabajamos con un socio local, vamos a contar con una persona de manera permanente. En ese país -subraya Urien- prevén construir más líneas de metro, una ciudad del ocio y levantan continuamente centros comerciales climatizados, porque en la calle no se puede estar debido al calor».

Onddi se ha enfrentado al proyecto de Riad contando con la experiencia y el prestigio ganado en la ejecución de 16 estaciones de metro en Panamá, en asociación también con FCC. El número de cubiertas construidas es inferior al de Riad, pero son más grandes, de ahí que el presupuesto se eleve a 8 millones de euros.

La ingeniería tiene más que garantizado el tajo en 2019. En cartera se encuentran la construcción de hangares para Air Europa y Swiftair en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid. Ambos proyectos resultan complejos porque, en el primer caso, se debe salvar una distancia entre apoyos de 157x80 metros y, en el segundo, de 80x80 metros. En Costa Rica construirán otros dos hangares.

A su vez, continuará presente en Panamá, donde montará la cubierta de la terminal de Cruceros Amador, una estructura metálica de 15.250 metros cuadrados que protegerá la zona de desembarco de los pasajeros.

Juegos Panamericanos

Otro proyecto de entidad a desarrollar el próximo año será el polideportivo El Callao, en Lima. Ya se ha realizado la ingeniería y la fabricación de parte de la estructura. Las primeras piezas de esta cubierta, que libra 96 metros de distancia, se han comenzado a trasladar a la capital de Perú. El cliente es Sacyr y se construye con motivo de los Juegos Panamericanos que tendrán lugar en Lima el próximo año. La obra pondrá a prueba a Onddi porque es un trabajo urgente y que requiere la máxima rapidez en su montaje, un reto de altura si tenemos en cuenta que la superficie de la cubierta supera los 15.000 metros cuadrados.

Urien se muestra orgulloso de la evolución de la compañía -recientemente ha cambiado de sede en Gros- y destaca el alto nivel de su equipo. A su vez, subraya el papel de empresa tractora de la industria guipuzcoana. «Somos el motor de empresas auxiliares en cuanto a la fabricación de barras, subcontratada a firmas de Irun y Legazpi; fabricantes de esferas, radicados en Azkoitia e incluso de pintura, asentadas en Irun y Vitoria. También colaboramos con centros tecnológicos, como Tecnalia».

Más

 

Fotos

Vídeos