Nuevo varapalo judicial al Popular en Donostia por la venta de sus acciones

Nuevo varapalo judicial al Popular en Donostia por la venta de sus acciones

DV

Nuevo varapalo judicial para el Banco Popular. El Juzgado de Primera Instancia número 4 de San Sebastián ha permitido a un matrimonio donostiarra de avanzada edad recuperar los ahorros que invirtió en la compra de acciones de la entidad en mayo de 2016, antes de que fuera adquirida por un euro por el Santander. Según informó el bufete Vallverdú Abogados, que ha representado a los perjudicados, la citada resolución anula la compra de las acciones, suscritas tanto en la ampliación de capital que realizó el Banco Popular en 2016 como las adquiridas con posterioridad en el mercado, antes de que esta entidad fuera intervenida y vendida al Santander. La resolución anula esta adquisición de acciones al entender que el Banco Popular «no cumplió con el deber de información de modo claro, real y completo de su situación económica», lo que podría haber llevado a los compradores a «un error determinante de la anulabilidad del negocio, a partir de una composición inexacta del objeto del contrato». El Banco Santander argumentó en su defensa que carecía de legitimación pasiva por haber adquirido el cliente acciones en el mercado. Sin embargo, el juez deja claro en la sentencia que «la orden de compra aparece firmada únicamente por Banco Popular, se efectuó por dicha entidad, considerando así que sí existe legitimación pasiva» por parte de la entidad presidida por Ana Botín. El juez remarca que las acciones adquiridas en el mercado también son susceptibles de impugnación.