La negociación colectiva en Gipuzkoa avanza con un nuevo convenio sectorial

El acuerdo de limpieza afecta a 6.000 empleados. / INÉS BAUCELLS
El acuerdo de limpieza afecta a 6.000 empleados. / INÉS BAUCELLS

Con el pacto alcanzado ayer en Limpieza de Edificios y Locales ya son siete los logrados este año y han actualizado sus condiciones más de 22.000 trabajadores

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

Paso a paso, sin grandes algaradas, pero la negociación colectiva sigue avanzando este año en Gipuzkoa a mayor ritmo que en el ejercicio pasado. Un aumento en el que tienen un gran peso los convenios sectoriales, que aunque a cuentagotas se van actualizando. Ayer la mayoría de los sindicatos -ELA, CC OO, UGT y ESK- y Adegi alcanzaron un acuerdo en el convenio de Limpieza de Edificios y Locales de Gipuzkoa, que afecta a cerca de 6.000 trabajadores, con lo que se da otro fuerte impulso a la negociación colectiva.

Con este pacto, ya son siete los convenios sectoriales del territorio que han actualizado sus condiciones en lo que llevamos de año. El primero fue el de Limpieza Viaria, que afecta a 1.028 empleados. Pero hubo que esperar cinco meses para que la negociación avanzara. En mayo llegaron los de Construcción, con 17.000 trabajadores; Alojamientos (2.500) y Comercio del Textil (1.700), con lo que se registró un fuerte arreón a la negociación colectiva sectorial. Posteriormente llegó el del Transporte de Viajeros por Carretera (701) en julio y también el de Mayoristas de Pescado y Marisco (724), que fue registrado en septiembre. A ellos se suma el acordado ayer aunque tardará todavía algo más de un mes en figurar en el registro oficial del Consejo de Relaciones Laborales (CRL).

El último informe del organismo sociolaboral recoge los convenios registrados hasta agosto y con dichos datos se puede señalar que la negociación colectiva avanza en nuestro territorio este año a mayor ritmo que en el ejercicio anterior, ya que un total de 28.736 trabajadores tenían vigentes en los ocho primeros meses sus condiciones laborales, de los que 15.599 son pactos renovados este año. De este modo, hasta agosto el 22,27% de los trabajadores guipuzcoanos tenía actualizadas sus condiciones, frente al 20,37% del mismo periodo del año anterior.

Un avance que es menor al del conjunto de Euskadi, donde el porcentaje de empleados con sus convenios vigentes y actualizados llegaba en agosto al 41,8% del total, frente al 34,7% de un año antes. Pero el acuerdo alcanzado ayer permitirá darle un nuevo arreón a la negociación colectiva, ya que se trata de un convenio de mucho peso.

Con todo, todavía quedan otros 40.000 trabajadores con convenios con vigencia prorrogada y pendientes de renovar. A ellos, se suman otros 54.234 empleados con acuedos decaídos, entre los que se encuentran el del Metal, con 30.000 afectados, Hostelería (11.150) y el de Oficinas y Despachos (11.000, de los que 6.000 se encuentran sin ningún convenio de referencia y 5.000 al amparo del de ámbito estatal).

El acuerdo alcanzado ayer cuenta con un amplio respaldo sindical. Solo LAB se ha quedado fuera porque no recoge una referencia explícita al IPC, aunque el incremento salarial pactado es del 1,5%, la inflación del año pasado más 0,4 puntos. Y es que la vigencia del mismo es de un año, con lo que se aplicará desde el 1 de enero.

Pero además, el pacto incluye ultraactividad indefinida, con lo que pone coto a la reforma laboral, y una declaración para eliminar discriminaciones de género en el sector, incluyendo las salariales.

Los sindicatos firmantes valoraron el acuerdo de forma muy positiva. ELA destacó que la ultraactividad indefinida «se convierte en un elemento muy importante para combatir la estatalización de la negociación colectiva», al tiempo que incidió en que con esta medida desaparece la amenaza de la pérdida de convenio, «lo que sitúa al sector en una mejor posición para futuras luchas». Una reflexión esta última con la que también coincidió UGT, que destacó que se trata de un sector muy feminizado (el 95% de los empleados son mujeres). Ambas centrales y también CC OO subrayaron que en futuras negociaciones se incidirá en eliminar la brecha salarial que existe en el sector de la limpieza del territorio, ya que los de viaria cobran de media 5.000 euros más al año descontando los pluses que perciben por realizar su trabajo en la calle.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos