Multa de 25 millones a Endesa y Naturgy por subir precios en los máximos del invierno de 2017

Central de ciclo combinado. /R. C.
Central de ciclo combinado. / R. C.

La CNMC considera que alteraron el mercado en plena ola de frío para obtener más ingresos en sus centrales de ciclos combinados

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa que supera los 25,3 millones de euros a Naturgy y Endesa por alterar el mercado de formación de precios de la electricidad (el conocido como 'pool') para obtener más ingresos. Así lo entiende el organismo presidido por José María Marín Quemada, al sancionar con 19,5 millones a Naturgy y 5,8 millones a Endesa.

Competencia considera que las infracciones son de carácter «grave» e incumplen la ley del sector eléctrico, en ambos casos cometidas entre octubre de 2016 y enero de 2017 en ocho centrales de ciclo combinado por parte de Naturgy y en otras dos por Endesa. Aquel fue uno de los periodos más convulsos que ha vivido el mercado de generación, cuando alcanzó precios que superaron algunos días los 90 euros/Mwh, en una situación de tormenta perfecta con una elevada demanda por las olas de frío, la paralización de las centrales nucleares de Francia y un elevado precio de las materias primas, como el gas.

La CNMC considera en su informe que ambas eléctricas presentaron ofertas con valores «anormales o desproporcionados con objeto de alterar indebidamente» el despacho de generación, en el mismo periodo que otras centrales similares de ciclo combinado de otros titulares. Esas ofertas «impidieron la programación» de las centrales en el mercado diario durante varios días, «a pesar del contexto generalizado de precios elevados que debería haber conducido justo a la situación contraria», indica este organismo.

Las ocho centrales donde Naturgy cometió estas presuntas infracciones fueron Besós 4 y Puerto de Barcelona 1 y 2, que se encuentran en la zona de Cataluña; Sagunto 1, 2 y 3 de la zona de Levante Norte; Málaga 1, en la zona Andalucía Oriental; y San Roque 1, en la zona de Campo de Gibraltar. La conducta objeto de sanción por parte de Endesa se produjo en dos centrales de ciclo combinado en Cataluña: Besós 3 y Besós 5.

Recursos de las compañías

Naturgy ya ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia Nacional la sanción. Desde la firma consideran que su actuación cumplió en todo momento las reglas establecidas en la Ley del Sector Eléctrico y su normativa de desarrollo para la actividad de generación, por lo que considera que no puede ser sancionada. Además, rechaza la base de la sanción, que es que las centrales de ciclo combinado no puedan ofertar sus costes reales de funcionamiento, pues ello supone que no puedan recuperar sus costes de personal, impuestos y otros gastos.

Por su parte, Endesa hará lo propio. Ya presentó alegaciones a la propuesta de sanción del regulador, considera «injusta» esta multa, ya que en ningún momento llevó a cabo tal alteración en el despacho de generación y afirma que no existen indicios «sólidos y razonados» para ello. En sus alegaciones, la compañía afirma que las imputaciones de la CNMC se basan en «meros indicios» que no han sido «correctamente probados» y que cuentan con «palmarios errores» que permiten alcanzar unas conclusiones que «en absoluto se compadecen de la realidad». Así, considera que «no es cierto» que el precio de ofertas de sus ciclos combinados de Besós 3 y 5, fuera superior al precio de otros ciclos combinados de característicias similares y costes marginales.