Rodrigo Rato, Miguel Bosé, Daniel Alves o Mario Conde, en la lista de morosos de Hacienda

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato./
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato.

4.317 contribuyentes deben más de un millón de euros a la Agencia Tributaria, un 5% menos que el ejercicio anterior, mientras que el importe adeudado cae solo un 0,4%

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato, el cantante Miguel Bosé, el futbolista brasileño Daniel Alves o el banquero Mario Conde. Son algunos de los nombres que la Agencia Tributaria incluye en la lista de morosos que ha dado hoy a conocer, en la que aparecen los contribuyentes que deben más de un millón de euros al fisco. La enumeración, la cuarta que publica desde 2015, revela que hay 4.317 contribuyentes deudores que deben al Estado más de 15.300 millones de euros. Según este listado, el número de contribuyentes que deben más de un millón de euros a la Agencia Tributaria cae un 5% en relación a un año anterior, mientras que el importe adeudado solo disminuyó en un 0,4%, según fuentes de la Agencia Tributaria.

En el caso del exvicepresidente del Gobierno, expresidente de Bankia y antiguo director general del Fondo Monetario Internacional, adeuda a la Hacienda Pública 1.002.000 euros. Por 2.000 euros, Rodrigo Rato aparece en esta lista por vez primera, ya que en ejercicios anteriores sus compromisos con el fisco eran inferiores a ese límite. Se da la circunstancia de que Rato se encuentra inmerso en varios procesos judiciales, a los que se unirá después del verano el relacionado con la salida a Bolsa de Bankia.

Otra de las sorpresas que incorpora esta lista negra de defraudadores la protagoniza el cantante Miguel Bosé, quien aparece por primera vez en este documento de contribuyentes. En concreto adeuda 1,87 millones de euros.

El expresidente de Banesto, Mario Conde, adeuda casi 15 millones de euros. Se trata de una cantidad superior a la que debía el año anterior, cuando sus compromisos con Hacienda ascendían a unos diez millones. Esto es, en un año, la deuda del antiguo banquero, que se encuentra investigado dentro de una operación por blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública, se ha incrementado un 50%.

También el exfutbolista brasileño del FC Barcelona, Dani Alves, mantiene una deuda de 2,6 millones de euros. Se da la circunstancia de que el jugador es uno de los contribuyentes que el año pasado abandonaron la lista de defraudadores, que aparecía en 2016 con un agujero de 1,3 millones de euros.

Uno de los personajes fijos de las cuatro listas que ha publicado la Agencia Tributaria es el abogado mediático Emilio Rodríguez Menéndez, cuya deuda asciende a 3,6 millones de euros, la misma cuantía que el año anterior.

Farándula, sagas familiares y grandes deudores

Del ámbito televisivo, la deuda del colaborador televisivo Kiko Matamoros se sitúa en el límite del millón de euros (1,016) prácticamente la misma que hace doce meses. Por su parte, la presentadora Patricia Conde aparece en el listado con unos compromisos fiscales que superan los 1,8 millones de euros, un 51% superior a la del ejercicio anterior. Relacionado con el mundo de la farándula, aparece en la lista Francisco José Ortiz von Bismarck, hijo de Gunilla von Bismarck y Paco Ortiz, con una deuda acumulada de 1,25 millones, la misma cuantía que en 2017. El descendiente de la pareja afincada en Marbella desde hace décadas apareció envuelto en otra polémica lista, la de los Papeles de Panamá, por ocultar patrimonio en paraísos fiscales. Además, como en otras ocasiones, el productos José Luis Moreno aún adeuda 1,76 millones al fisco, a través de su empresa Kulterperalia.

Las sagas familiares, tanto a nivel individual como empresarial, también aparecen en este listado. En un lugar 'privilegiado' se encuentran los Serratosa cuyos cuatro hermanos deben casi 14 millones de euros, frente a los más de 15 millones del ejercicio previo. Después de que en el verano de 1992 la mexicana Cemex lanzara una opa sobre Valenciana de Cementos, propiedad de la familia, sus negocios han subido como la espuma, abultando también sus conflictos con el fisco. En concreto, José Serratosa debe 4,2 millones de euros, seguido por los cuatro millones de Ignacio, los 3,3 millones de Federico o los 2,9 millones de Rafael. En este caso, la lista no recoge el cobro de deudas que se realizó a través de la subasta de parte de sus activos a lo largo del primer semestre de 2018.

En términos individuales, entre los mayores deudores con Hacienda se encuentra Rafael Gómez Sánchez, más conocido por 'Sandokan', con siete empresas deudoras y un agujero negro de 188,5 millones de euros. El empresario de origen cordobés, que se subió a la ola inmobiliaria en plena burbuja y que llegó a presentarse como candidato a la alcaldía de la ciudad andaluza, mantiene una deuda distribuida entre sus empresas: Arenal 2000, Arenal 2000 de Inversiones, Arenal 2001, Grupo Inversor Arenal 2000, Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez, Rafael Gómez y Rafael Gómez Sánchez. En el último año ha incrementado su deuda en un 3% desde los 182,1 millones.

Entre los históricos de esta lista se encuentra la familia Ruiz-Mateos. Sus herederos deben al fisco 1,9 millones de euros, aunque en el caso de la sociedad Nueva Rumasa, reinventada tras la expropiación de la matriz en 1983, aún tiene impagos por un valor cercano a los nueve millones de euros.

El mundo empresarial con presencia en la lista que cada año actualiza la Agencia Tributaria por estas fechas también se encuentra representado por el grupo Cantoblanco y otras empresas creadas por Arturo Fernández, quien llegó a ser vicepresidente de la CEOE y presidente de CEIM, la patronal madrileña, y que se vio involucrado en el caso de las 'tarjetas black'. A través de los diferentes negocios y empresas de su propiedad, que se encuentran en concurso de acreedores, debe 19,3 millones.

Por su parte, Desguaces La Torre, empresa de Luis Miguel Rodríguez -conocido popularmente como el 'chatarrero'- adeuda al fisco 14,3 millones, un poco menos que los 15,46 millones que debía el año anterior. Rodríguez es un personaje habitual de las revistas del corazón por su anterior relación con la nieta de Franco, Carmen Martínez Bordíu, y ahora aparece emparejado con Agatha Ruiz de la Prada. Continúa en la lista Lorenzo Sanz, que fue presidente del Real Madrid, con una deuda de 1,36 millones de euros, la misma que el año anterior.

El contribuyente que tenía hasta el año pasado el dudoso honor de liderar este ranking de deudores, a título individual, era Agapito García Sánchez. El que fuera empresario, con negocios vinculados a la construcción, las bodegas de vino y las inversiones bursátiles, adeuda 16,9 millones de euros, una cifra que se sitúa por encima de cualquier otra persona física. Llegó a tener cargos en 65 empresas.

Sin embargo, en esta ocasión, se alzan como los primeros morosos de la lista de Hacienda dos contribuyentes hasta ahora desconocidos para la mayor parte de la ciudadanía. Se trata de Luis Cort Lagos y su hermana Cristina. El primero debe 28 millones de euros al fisco, y la segunda, 27,8 millones. La familia Cort Lagos es propietaria de gran parte de los terrenos de la urbanización de Valdebebas, un nuevo barrio residencial de Madrid ubicado próximo a la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Marcas del sextor textil

Algunos negocios y marcas cuyo nombre suena a gran parte de los ciudadanos también están en conflicto tributario con Hacienda. La empresa de los diseñadores sevillanos Vitorio & Lucchino, actualmente en concurso de acreedores, adeuda 2,66 millones de euros. La conocida pareja mantiene esa cifra intacta desde el año pasado.

Pero no son los únicos del sector textil: también figura Reig Marti, empresa especializada en complementos del hogar como mantas, con una deuda con Hacienda de 2,7 millones, así como las firmas de moda Hakei y Caramelo, que deben más de un millón de euros cada una. Las tres compañías están en concurso de acreedores y han incrementado su deuda respecto al año anterior.

Quien es nueva en esta lista de morosos es la cadena de complementos Dayaday, propiedad del grupo Tous, que debe 1,3 millones de euros, así como la firma Fun & Basic, con 2,1 millones de euros; la sociedad Volvoreta, propiedad de la diseñadora Kina Fernández, con 1,6 millones de euros, o la quebrada Géneros de Punto Ferry's, que debe 7,6 millones.

Constructoras e inmobiliarias, grandes morosas

Por grandes empresas morosas, siguen siendo en gran parte las ligadas al campo de la construcción e inmobiliarias las que más dinero deben a la Agencia Tributaria. La primera en este ranking de contribuyentes jurídicos -y no a título individual- es Reyal Urbis, con una factura por pagar de 361 millones de euros, frente a los 363 del año pasado. La compañía se encuentra en pleno proceso de liquidación.

En segundo lugar se encuentra Oceanus Maritimes ya que mantiene la deuda de 227,7 millones de euros, sin que haya bajado ni un euro. La empresa está radiada en la Isla de Man y es propietaria del yate Topaz, uno de los mayores del mundo y que está valorado en 464 millones de euros. A la sociedad se la relaciona con el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyam, viceprimer ministro de Emiratos Árabes Unidos y propietario del Manchester United.

A partir de esa cuantía, se encuentran otras compañías como Nozar (197 millones), Vittone 1842 (134,5), Servicios Esquerdo (114,7), Aifos (98,6), Grupo Prasa (98,5), o Barreal Holding (98,4 millones). Entre algunas de las llamativas empresas morosas con Hacienda se encuentra Abengoa, que adeuda 2,9 millones. Así como la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), con 86,1 millones de euros.

Entre las promotoras morosas se encuentra también la sociedad que gestiona Marina D´Or (Castellón). La Comercializadora Mediterránea de Viviendas -así se denomina- adeuda 33,94 millones de euros. También destaca Polaris World (23,3 millones).

Un 44%, en manos de firmas en concurso

De ese total de deudores, tan solo 340 son personas físicas y sumaban una deuda conjunta de 760 millones, cuando un año antes el número de morosos era en este caso de 338 (dos menos) y la cantidad que debían al Fisco era de 700 millones de euros.

Sin embargo, la evolución ha sido la contraria en el grupo de personas jurídicas donde se ha registrado una disminución tanto en el número de morosos, que ha pasado de 4.211 en 2016 a 3.978 al cerrar el ejercicio 2017, como en el importe adeudado, que ha disminuido de 14.700 millones a 14.600.

De los 15.300 millones de deuda global que acumulan estos morosos, más de 6.800 millones, el 44%, corresponde a los algo más de 1.600 contribuyentes (el 37,9% del total) sujetos a un proceso concursal. Este hecho supone que se trata de deuda cuyas posibilidades de cobro efectivos son menores en tanto dure el procedimiento del concurso.

A este respecto, apenas ha habido variación con respecto a la relación publicada por Hacienda sobre el ejercicio 2016, donde el número de deudores sujetos a concurso era de 1.700 (el 38,5% del total), mientras que el importe adeudado era de 6,700 millones (el 43% de la cifra global).

El fútbol, moroso

El fútbol está muy presente en la lista de morosos de Hacienda, no solo en la figura del exjugador del Barcelona Dani Alves, sino también en una docena de equipos de fútbol, que juntos suman una deuda con el Estado de más de 77 millones de euros. La Unión Deportiva Salamanca, un club histórico que se disolvió en 2013, es el que más debe a la Agencia Tributaria: 13,6 millones. Le siguen, con deudas que sobrepasan los 10 millones, el Real Club Recreativo de Huelva (11,8 millones), el Real Murcia CF (11,1 millones), la Unió Esportiva Lleida (11,3 millones) y el Xerez Club Deportivo (10,3 millones).

Ya a mucha más distancia, figuran otros equipos como el Racing de Santander (4,9 millones), el Club Polideportivo Mérida (4,8 millones), el Club de Fútbol Ciudad de Murcia (3,7 millones), el Hércules Club de Fútbol (3,1 millones), el Real Jaén Club de Fútbol (1,4 millones), el Club Deportivo Castellón (1,2 millones) y el Club Deportivo Ourense (un millón).

Más información

 

Fotos

Vídeos