Las ventas de automóviles crecen tras siete meses de caídas

Las ventas de automóviles crecen tras siete meses de caídas

La demanda de empresas y servicios de alquiler logra elevar un 2,6% las matriculaciones, pero las operaciones particulares se desploman un 17%

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El repunte en las adquisiciones de vehículos por las empresas (13,3%) y, con la Semana Santa y la cercanía del verano, también de las flotas de alquiler (27,1%) ha permitido a la industria automovilística dejar atrás un largo bache ventas de siete meses. En abril, según los datos publicados este jueves por las patronales del sector, las matriculaciones aumentaron un 2,6% en tasa interanual hasta 119.417 unidades.

Pero Fabricantes (Anfac) y concesionarios (Faconauto) creen que el cambio de tendencia no se consolidará, y estiman que el año terminará con una caída de ventas del 5% al no superar los 1,2 millones de unidades. «Está siendo peor de lo esperado -afirman- y nos preocupa».

En el acumulado anual el mercado automovilístico arrastra un descenso del 4,5%, con 436.328 matriculaciones. Solo las compras de empresas cierran el primer cuatrimestre en positivo (3,5% más), mientras que las operaciones de compañías de alquiler aún no consiguen remontar el vuelo (-1,6%) y las de particulares descienden de forma bastante acusada (-11%).

Más allá de la propia debilidad del mercado europeo -el 81,5% de la producción española se exporta, y la mayoría a países de la UE-, lastrado por un crecimiento económico en clara desaceleración, las patronales -incluida de la otros canales de venta (Ganvam)- culpan de forma indirecta al Gobierno por sus mensajes contradictorios sobre penalizaciones a los motores de combustión. Por eso esperan que la constitución de un Ejecutivo «estable que mande un mensaje de tranquilidad», aunque piden también nuevos planes públicos de «estímulo».

Tirón de los eléctricos

En lo que va de año, los autómoviles diésel siguen perdiendo cuota de mercado (28,1% frente al 61,8% de los de gasolina) al desplomarse sus ventas un 29,2%. A su vez, los que usan energías alternativas suponen ya el 10,1%: los eléctricos disparan su demanda un 106,9%, los híbridos enchufables un 84,4% y los de gas otro 70,8%. En el conjunto del mercado, sin embargo, el gasóleo logra frenar algo su caída (-20,5%) gracias a la demanda en las flotas comerciales y todavía supone más de un tercio de las operaciones (en concreto, el 37,7%).

Precisamente el 'dieselgate, es decir, el fraude en la contabilizaciones de las emisiones contaminantes de este tipo de motores, sigue penalizando los resultados del grupo alemán Volkswagen, uno de los gigantes de la automoción a nivel mundial. En el primer trimestre redujo su beneficio neto un 7,5% hasta los 3.053 millones de euros, después de asumir una factura de 1.000 millones por los costes legales de los pleitos en que aún se encuentra inmerso por el escándalo citado -en 2018 ya tuvo que descontar otros 3.200 millones por la misma causa-. Sus ventas, no obstante, aumentaron un 3,1% al alcanzar los 60.000 millones.