El Ibex-35 se salva con el mensaje conciliador y confiado de Trump

Bolsa de Madrid. /EFE
Bolsa de Madrid. / EFE

Según el presidente de EE UU, las perspectivas de alcanzar un acuerdo con China son ahora mayores que nunca desde que comenzaran las conversaciones bilaterales

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 arrancaba la sesión con pérdidas y poniendo en peligro los 8.600 puntos. Ello, después de las fuertes caídas del viernes a cuenta de la nueva escalada de hostilidades en la guerra comercial: China anunció nuevos aranceles contra Estados Unidos y Donald Trump, por su parte, invitó a las empresas estadounidenses a abandonar territorio chino y anticipó un incremento de las tarifas sobre importaciones procedentes del gigante asiático. 

Pero el selectivo español pronto entró en verde. A las diez y media de la mañana ya estaba en positivo y varias veces a lo largo del día intentó atacar los 8.700 puntos, aunque sin llegar a culminar ese ataque. Los ánimos los insufló el propio Donald Trump, que afirmó que las perspectivas de alcanzar un acuerdo con China son ahora mayores que nunca desde que comenzaran las conversaciones bilaterales el año pasado. De acuerdo con Trump, China llamó al equipo negociador americano y le pidió volver a la mesa de negociaciones

Que medios oficiales en Pekín cuestionaran esta versión de los acontecimientos metió algo de ruido en el mercado y, de hecho, el indicador doméstico estuvo a punto de entrar en negativo a primera hora de la tarde.

Al cierre el Ibex-35 remontó y dio un último cambio en los 8.679 puntos, lo que supone una subida del 0,34%. Ello, de nuevo, como reacción a declaraciones de Trump, que afirmó que el Gobierno chino es sincero cuando dice que quiere un acuerdo comercial con Estados Unidos. El vicepresidente chino, Liu He, afirmó en la inauguración de Smart China Expo: «Estamos deseando resolver el problema a través de la cooperación con una actitud calmada. Nos oponemos firmemente a la escalada de la guerra comercial. Esto no es favorable ni para China, ni para Estados Unidos ni para los intereses de la gente alrededor del mundo». Fuentes francesas también confirmaron la disposición de ambas partes para negociar. 

El Ftse Mib de Milán fue el índice más rentable del día, con una subida del 0,99%. Después se colocó el Cac 40 francés, que sumó un 0,45%. El Dax alemán se anotó un 0,40%. 

Los índices de Wall Street también se movían al alza. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se anotaba un 0,70%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se apuntaban alrededor de un 0,85%. 

Sólo ocho valores del selectivo español se quedaron al margen de los ascensos. IAG y Grifols fueron los peores, con pérdidas de algo más de un punto porcentual. Después se colocó Amadeus, que perdió un 0,72%. Acerinox e Inditex retrocedieron alrededor de un 0,6%. Enagás bajó algo más de medio punto porcentual. Mediaset y Acciona completaron la lista de valores a la baja. 

Ence fue el valor más rentable del día, con una subida del 3,13%. Telefónica se situó después, con un ascenso de casi un 2%. ArcelorMittal, Indra, el Sabadell, Cie Automotive, Meliá y ACS se anotaron más de un punto porcentual.

Referencias macro, deuda, divisas y materias primas

Las Bolsas, además de con el cruce de declaraciones sobre la guerra comercial, también tuvieron que vérselas con una agenda económica desfavorable. Por ejemplo, en Alemania, el índice Ifo, que mide la confianza empresarial, cayó desde los 95,7 hasta los 94,3 puntos, cuando se esperaba que se quedara en los 95,1 puntos. Retrocedió hasta su nivel más bajo desde finales de 2012.

En Estados Unidos, también contamos con referencias mediocres: el índice de actividad de la Fed de Chicago se colocó por debajo de lo esperado por los analistas. Y, aunque las órdenes de bienes duraderos crecieron en julio más de lo esperado (un 2,1% frente al 1,2%), si no tenemos en cuenta los bienes de transporte, cayeron un 0,4% por sorpresa. Peor fue todavía el dato de envíos de bienes de capital, que retrocedieron un 0,7%, en su peor registro desde 2016. 

Así las cosas, la rentabilidad del bono americano a diez años bajó desde el 1,53% hasta el 1,52%. Por la mañana había llegado a caer por debajo del 1,50% por primera vez desde 2016. De no haber sido por las declaraciones de Trump a última hora, la inversión de la curva americana podría haber llegado a los tres años: el rendimiento de este último vencimiento se encuentra en el entorno del 1,46%.

En Europa, estabilidad: el rendimiento del bono alemán a diez años se mantuvo en el

-0,67%. Su comparable español se colocó en el 0,12% y el italiano, ligeramente por encima del 1,30%.

En el mercado de divisas, el euro, al cierre de la sesión europea, cedía alrededor de un 0,3%, hasta el nivel de 1,1109 unidades. 

En el mercado de materias primas, el precio del oro subía un 0,25%, hasta los 1.530 dólares la onza, un nuevo máximo desde 2013. 

El precio del crudo, sin embargo, encadenaba su tercera sesión seguida de pérdidas: al cierre, el barril de Brent cedía un 0,44%, hasta los 59 dólares.

claves de la jornada

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,34%, para dar un último cambio en los 8.679,20 puntos.

- Ence fue el valor más rentable, con una subida del 3,13%. IAG y Grifols fueron los peores, con descensos de poco más de un punto porcentual.

- El oro marcó un nuevo máximo desde 2013 en los 1.530 dólares la onza.