Los guipuzcoanos que ganan más de 150.000 euros aportan el 10% de la recaudación total

Hacienda Gipuzkoa
Vista de la sede de la Hacienda foral de Gipuzkoa, en el barrio de Errotaburu de San Sebastián. / MICHELENA

El tipo marginal en Euskadi es del 49%, solo superado en la actualidad por el 52% de Navarra. Apenas son 1.500 los contribuyentes en Gipuzkoa que superan ese nivel de ingresos, lo que representa el 0,4% de los declarantes

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

El Gobierno español se encuentra inmerso en el análisis de una posible subida de la presión fiscal para las rentas superiores a los 150.000 euros. Es una de las potenciales medidas que Pedro Sánchez negocia con Podemos de cara a recabar el apoyo del partido morado para los Presupuestos del próximo ejercicio. Una medida que, de llegarse a aplicar, tendría una afección directa en Euskadi. Pero descuiden, no sería un efecto en forma de aplicación de dicha reforma, sino en la condición de que el País Vasco dejaría de presentar uno de los tipos marginales más altos en el IRPF para esos contribuyentes que más ganan.

Una porción de población reducida pero que para las Haciendas vascas representa una parte sustancial de sus ingresos por IRPF año tras año. Así, según los últimos datos consultables del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación de Gipuzkoa, 1.514 contribuyentes presentaron en 2016 una base liquidable superior a los 150.000 euros. Un grupo de personas, por tanto, muy reducido y que apenas representa el 0,4% de las más de 375.000 declaraciones totales que se presentaron en ese ejercicio.

Por contra, la aportación de este colectivo resulta más que relevante en lo que a ingresos para el fisco foral se refiere. Así, si la cuota líquida resultante para todos los contribuyentes de 2016 en Gipuzkoa se elevó hasta los 1.628,4 millones de euros, esos algo más de 1.500 mayores tributantes del territorio tuvieron que hacer frente a una factura de 163,7 millones de euros. Esto es, uno de cada diez euros que el fisco guipuzcoano ingresa por IRPF, sale de los bolsillos del 0,4% de la población del territorio que cuenta con las rentas más altas.

La Hacienda guipuzcoana considera que la subida de tipos que planea el Estado ya se acometió aquí

En el conjunto de España las cifras son similares, aunque el colectivo de contribuyentes con un tramo de renta por encima de los 150.000 euros es superior -en cuanto a peso- que en Gipuzkoa. Así, los 91.408 tributantes con una base liquidable superior a ese nivel, representan el 0,46% del total de los 19,6 millones de pagadores de IRPF. En consecuencia, su contribución media a la Agencia Tributaria compone una parte del pastel ligeramente superior a la del territorio guipuzcoano. La aportación total ascendería a 589,45 millones de euros, un 10,6% de los 5.562 millones ingresados por la Hacienda estatal por el tributo relativo a la renta de las personas físicas.

«Camino ya recorrido»

De los 1.514 guipuzcoanos que presentan una base liquidable superior a los 150.000 euros, 445 de ellos declaran unos ingresos entre esa cuantía y los 180.000 euros, de forma que el tipo máximo que se les aplica es del 47%. Sin embargo, al resto -1.069 contribuyentes- si que se les llega a aplicar el último tramo del gravamen, que desde hace varios años asciende al 49%. Concretamente -como ven en el gráfico adjunto-, en este ejercicio a los que presenten una base liquidable superior a los 182.190 euros se les aplicará ese tipo marginal en la medida que le corresponda.

En estos momentos, ese tipo marginal del 49% en el IRPF de las Haciendas vascas se sitúa como el mayor de todo el Estado, solo superado por Navarra, donde el último tramo a partir de los 300.000 euros de base liquidable está gravado al 52%. En el resto del Estado, ningún tipo marginal supera al de Euskadi, aunque el abanico de tramos que se aplican por comunidades es practicamente infinito. Cantabria, por ejemplo, presenta un tipo máximo del 48%, pero lo aplica a partir de los 90.000 euros, lo que le coloca como una de las comunidades mas gravosas para esas rentas medias-altas.

DV

Además serían ésta, Asturias, Cataluña y Andalucía las CC AA que verían aumentar hasta un punto más alto sus tipos marginales (52%) en caso de que el planteamiento del PSOE y Podemos viese la luz -tiene difícil recabar más apoyos en el Congreso-. Y es que ambos partidos estudian incrementar 4 puntos el tramo estatal del tributo, que ahora está en el 22,5% en su tramo más alto. Después cada comunidad aplica la tarifa que estima oportuna. Así, Madrid por ejemplo, que aplica un 21% seguiría -con un 47,5%- presentando un tipo marginal inferior al vasco.

Desde la Hacienda guipuzcoana apuntan que los tipos vascos son progresivos y ya de por sí altos -además habría que añadirles el gravamen de Patrimonio- por lo que estiman que «el camino planteado en el Estado ya se ha recorrido en Euskadi».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos