Irizar y FCC, a por el mercado de camiones de residuos eléctricos

El camión eléctrico para la recogida de residuos ha sido presentado en el 'Smart City Expo World Congress Barcelona'./FCC
El camión eléctrico para la recogida de residuos ha sido presentado en el 'Smart City Expo World Congress Barcelona'. / FCC

En el proyecto, financiado con fondos europeos, han participado también Tecnalia y el Ceit | El vehículo, que según el gigante de los servicios «podría probarse» en Donostia, logra un ahorro de energía del 50% sobre los convencionales

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

La tan aireada movilidad sostenible no se queda en los coches, las bicicletas o los patinetes eléctricos que día a día inundan nuestras ciudades. Va muchísimo más allá. Y para muestra, un botón con label 'Made in Gipuzkoa': el camión eléctrico que ha desarrollado Irizar, el denominado 'ie-truck'. Un revolucionario vehículo que, sin duda, abre un mundo de infinitas posibilidades de negocio a la firma de Aduna, que ha encontrado en la división de Medioambiente del gigante de los Servicios FCC el aliado perfecto para asaltar este mercado.

De hecho, ambos socios han presentado en el marco del 'Smart City Expo World Congress Barcelona' la primera plataforma de e-movilidad para servicios urbanos. Dicho en plata, el tipo de camión que en breve se prevé que protagonizará la recogida de residuos en las ciudades que apuesten por una circulación libre de contaminación y carente de ruido. En definitiva, el camión de la basura del futuro.

El dato

60 metros
es la distancia que, normalmente, separa una parada de otro al recoger la basura. En esas paradas, así como en cada arrancada, el vehículo está concebido para aprovechar la inercia y la frenada generadas para generar energía con la que alimentar las baterías del 'ie truck'. Unas pilas que son de ión-lítio que, diseñadas 'ad hoc', necesita muy poco tiempo de recarga.

Según detallaron ayer a DV fuentes de la multinacional madrileña, «se trata de la primera plataforma con cabina para vehículos pesados 100% eléctricos, creada específicamente para ello y que reduce en un 50% la energía consumida respecto a los vehículos convencionales». Las páginas de este diario ya adelantaron el mes pasado, por boca del director general de Irizar, José Manuel Orcasitas, la apuesta inequívoca del grupo por este segmento.

El proyecto (desarrollado por un consorcio en el que bajo el liderazgo de FCC y con la posición preeminente de Irizar participan también Jema, filial de la segunda, Iveco y Jofemar) es el resultado del proyecto tecnológico comunitario Vemtesu; se trata de un programa financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el que -y esto dice mucho de la potencia de Euskadi en este asunto- también han participado tres centros de investigación de los que dos -Tecnalia y el Ceit- son vascos. El tercero es el Insia, dedicado a la automoción y perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid.

El director de servicios técnicos de FCC Medio Ambiente, Alfonso García, explica que el proyecto ha buscado «un vehículo netamente urbano, eléctrico y versátil en cuanto a carrocerías y potencias».

El proyecto

Consorcio
El camión eléctrico para la recogida de basura es el fruto de un proyecto europeo en el que han participado FCC, Irizar, Iveco, Jema y Jofemar, así como los centros tecnológicos Tecnalia, Ceit e Insia.

El vehículo

Posibilidades
El vehículo es 100% eléctrico, pero puede trabajar, por ejemplo fuera de la ciudad, con un motor auxiliar de gas natural comprimido.

El 'ie truck' de Irizar es un camión que «incorpora soluciones de vanguardia en cuanto a diseño, seguridad y tecnología eléctrica, que va a circular por ciudades y entornos urbanos sin generar contaminación atmosférica ni acústica», tal y como subraya Héctor Olabegogeaskoetxea, director general de Irizar e-mobility.

El directivo también pone en valor el hecho de que el vehículo «incorpora tecnologías del grupo en tracción eléctrica, almacenamiento y electrónica de control, así como en el resto de sistemas».

El camión de FCC e Irizar está, según el grupo global de servicios, «en fase de validación y homologación», y los planes pasan por «sacarlo a probar a la calle y a mostrarlo a los posibles clientes a partir del mes de enero». ¿Visitará Donostia? Las mismas fuentes explican que «siendo Irizar de allí y contando con que el Ayuntamiento de San Sebastián es un cliente histórico, quizás podría probarse también allí en algún momento».

El resultado de este proyecto coral es un camión que en ciudad circula 100% en modo eléctrico y con cero emisiones. En caso necesario, o cuando, por ejemplo, abandona la urbe para dirigirse a los centros de tratamiento de residuos, el vehículo puede ser alimentado por un motor de gas natural comprimido que, a su vez, recarga el eléctrico. Es más, en las paradas y arranques, el propio camión rellena también sus baterías de ion-litio, lo que eleva al 50% ese ahorro de consumo ya citado.

Más

 

Fotos

Vídeos