Iberdrola dispara sus ganancias a marzo un 15%, hasta 964 millones

Iberdrola dispara sus ganancias a marzo un 15%, hasta 964 millones

La eléctrica revisa al alza sus previsiones para todo el año

EL DIARIO VASCO

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 964 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 15% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán se situó a cierre de marzo en los 2.599 millones de euros, un 12% más, con mejoras en todos los negocios y una mayor eficiencia en todos los países, especialmente en Brasil.

Los ingresos de la energética crecieron un 8,5% en los tres primeros meses de 2019, hasta situarse en los 10.138,9 millones de euros, y el margen bruto mejoró un 7,8%, hasta los 4.323,1 millones de euros. El flujo de caja aumentó un 8,5%, hasta los 2.037 millones de euros.

Asimismo, el grupo ha mejorado sus previsiones de resultados y de dividendo para el conjunto de este año, situándolo en un crecimiento en el rango 'high single digit' (en torno al 10%), frente al 'mid single digit' estimado anteriormente.

La compañía señaló que esta mejora de las perspectivas para el ejercicio se sostiene en el mayor peso de los activos regulados, el incremento de capacidad (que aumentará en un 13% la producción anual futura), los mayores niveles de eficiencia previstos, el mantenimiento de la fortaleza del balance y el programa de desinversiones de activos no estratégicos y participaciones minoritarias.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló que «estos resultados, unidos a la evolución de nuestras diferentes iniciativas de crecimiento, reafirman nuestra positiva perspectiva para todo el año 2019».

Por su parte, la deuda financiera neta ajustada de Iberdrola se situó a cierre de marzo en 35.559 millones de euros, con un incremento de 2.428 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente por la implementación de la IFRS 16 (408 millones de euros), el tipo de cambio (969 millones de euros) y el fuerte proceso inversor en el que se encuentra inmersa la compañía. El apalancamiento financiero ajustado aumentó hasta el 43,7%, desde los 43,6% registrados en el mismo periodo del año anterior.

En lo que respecta a las desinversiones en el periodo, el grupo alcanzó un acuerdo con Lyntia Networks el pasado 6 de marzo para la cesión a largo plazo del derecho de uso de la capacidad excedentaria de la red de fibra óptica. La contraprestación total asciende a 260 millones de euros y el impacto en los resultados del ejercicio no ha sido incluido en este primer trimestre.

Por negocios

Por negocios, el área de Redes registró un Ebitda de 1.318,4 millones de euros, un 9,9% más, con crecimiento en todos los países, especialmente en Brasil y Estados Unidos, mientras que Renovables aumentó su resultado operativo un 13,3%, hasta los 683,6 millones de euros. Este negocio se vio impulsado por la mayor contribución de las renovables en Reino Unido y Latinoamérica, así como de la eólica marina por la aportación del parque Wikinger, en aguas alemanas del mar Báltico.

Mientras, el área de Generación y Clientes registró un Ebitda de 600,5 millones de euros entre los meses de enero y marzo, un 19,2% más, gracias fundamentalmente a la buena evolución en España y México.

Estos resultados de Iberdrola en el primer trimestre de este año se vieron impulsados por el esfuerzo inversor de más de 5.300 millones de euros realizados por el grupo en los últimos 12 meses.

Las inversiones del grupo en el primer trimestre de este 2019 período ascendieron a 1.190,2 millones de euros, concentrándose el 86% de ellas en los negocios de Redes y de Renovables.

Durante el primer trimestre del año, Iberdrola ha instalado 331 nuevos megavatios (MW), que se sumarán a los más de 3.803 nuevos MW que entrarán en servicio en 2019 para hacer un total de 4.134 nuevos MW instalados a lo largo del ejercicio. Esta nueva potencia permitirá incrementar la producción de la compañía en bases anuales en más de un 13%. El grupo prevé, además, incrementar su capacidad en 8.800 MW de capacidad a lo largo del periodo 2020-2022.

La energética asegura su crecimiento futuro con un 'pipeline' de más de 39.500 MW hidroeléctricos, eólicos terrestres, eólicos marinos y solares, fundamentalmente en Estados Unidos, España, Portugal, México, Brasil y Alemania.

En lo que respecta al dividendo, el consejo de administración de la compañía aprobó la ejecución de una nueva edición de su programa 'Iberdrola Retribución Flexible', con el pago de, al menos, 0,2 euros por acción como dividendo complementario, que situará, como mínimo, la retribución total con cargo a 2018 en 0,351 euros brutos por acción, en efectivo o en acciones, lo que supone un 7,7% más.