A la hora de reclutar talento, ¿Cartera o Cantera?

A la hora de reclutar talento, ¿Cartera o Cantera?

Cada semana los expertos de Batea Asesores responden a una selección de preguntas de los lectores sobre recursos humanos y carrera profesional

Este es el dilema al que suelen enfrentarse los clubes de fútbol a la hora de planificar sus plantillas: apostar por el potencial de los nuevos talentos o hacerlo por profesionales contrastados y con una amplia hoja de servicios en la elite.

Salvando las distancias es una duda a la que también se enfrentan muchas empresas a la hora de reclutar y gestionar el talento. En este sentido, existen casos donde la mejor opción es incorporar talento con amplia experiencia que nos aporte conocimientos y experiencias concretas, mientras que, en otros casos, la mejor opción es promocionar o incluso incorporar talento poco experimentado que pueda desarrollarse en la organización.

Hay diversos aspectos a tener en cuenta a la hora de apostar por una u otra estrategia, entre los que destacaríamos los siguientes:

Aporte de valor de la posición. Existen casos donde buscamos incorporar en la empresa un conocimiento y/o experiencia específicos que no existen dentro de la compañía: lanzamiento de una spin-off, una nueva unidad de negocio, atacar mercados geográficos o sectores concretos donde previamente no se tenga experiencia, etc. En estos casos, es recomendable buscar profesionales contrastados que nos aporten valor desde el minuto cero.

Acceso a perfiles en el mercado. Existen nuevas áreas y conocimientos (Blockchain, Inteligencia Artificial, Big Data, etc.) donde no existe talento con gran experiencia, por lo que apostar y formar internamente a profesionales con buenas habilidades y actitudes es la mejor solución. En estos casos optaremos por aquellos candidatos con potencial, alta capacidad de aprendizaje, curiosidad e interés por formarse en estas nuevas materias.

Margen temporal en el que le exigiremos resultados. Existen posiciones donde la paciencia no existe y buscamos resultados a corto plazo. En estos casos, la mejor opción es apostar por talento contrastado y que nos aporte mayor seguridad de éxito. No obstante, existen posiciones «más arropadas» donde el profesional podrá desarrollarse, formando parte de un equipo e incluso contando con un mentor que le permita interiorizar el oficio. En estos casos, la apuesta por talento joven con alto potencial es una buena opción.

Por todo ello, a la hora de enfrentarnos a una vacante que cubrir, debemos analizar las características de la misma, así como el nivel de exigencia que conlleva, con el fin de buscar la solución más adecuada a cada caso.

(Puedes plantear tus dudas en la zona de comentarios o por correo electrónico a web@diariovasco.com para trasladarlas a nuestros expertos, quienes elegirán una selección para responder las próximas semanas)