La Hacienda foral explica que la presencia en la lista es comunicada con antelación y se puede reclamar

Los hermanos habrían recibido la información de su presencia en el registro y, o no presentaron alegaciones, o estas no fueron valoradas

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA SAN SEBASTIÁN.

La Hacienda foral de Gipuzkoa defendió el procedimiento empleado en la publicación de la lista de deudores para salir al paso de la denuncia planteada por los hermanos Osinalde Echaniz. La Diputación se escuda en que el proceso es garantista, y con unos pasos marcados y estipulados en la Norma Foral 1/2016.

El ente foral, a preguntas de DV, insiste en la imposibilidad de informar sobre ningún contribuyente concreto, pero explica, en líneas generales que si los Osinalde aparecen en la lista con esa deuda es porque a 31 de diciembre de 2017 su deuda al fisco superaba el millón de euros. «La conformación de la lista es un proceso automático y no se incluyen las deudas en periodo voluntario de pago ni las cuantías aplazadas, fraccionadas, o suspendidas». Por tanto, explican, «dado que es un proceso automático, los contribuyentes que aparecen en la última lista son los que estaban en esa situación en la citada fecha».

El departamento que dirige Jabier Larrañaga añade que «la propuesta de inclusión en el listado suele ser comunicada con antelación al contribuyente, que dispone de diez días para formular alegaciones». Así las cosas, los Osinalde habrían sido avisados -se presupone- de su presencia en la lista antes de hacerse pública, por lo que tuvieron oportunidad de formular sus alegaciones en ese plazo de diez días. El fisco no aclara si los deudores presentaron reclamación alguna al respecto y si esas razones fueron valoradas por los técnicos. Y es que es la propia Hacienda la que valora las alegaciones y las admite o las descarta.

La Hacienda foral de Gipuzkoa publicó a finales de junio la tercera lista de contribuyentes con grandes deudas con el erario público, una relación que incluye 69 nombres que suman una deuda total de 292 millones de euros. En concreto, la lista identifica a aquellos sujetos físicos o jurídicos que tenían una deuda superior al millón de euros con la Hacienda foral a 31 de diciembre de 2017. En el último año, salieron de la lista 7 nombres y han ingresado 11. En lo que a la cuantía total adeudada se refiere, el monto ha pasado de los 167 millones a los 292, lo que representaría casi el 85% del presupuesto en políticas sociales de la Diputación de Gipuzkoa. Un incremento de casi el 75% y 125 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos