Guitrans carga contra los peajes de la N-I en su asamblea anual

Asamblea anual de Guitrans en el Palacio de Miramar de San Sebastián/Michelena
Asamblea anual de Guitrans en el Palacio de Miramar de San Sebastián / Michelena

La patronal del transporte de Gipuzkoa lamenta también la competencia desleal y el repunte del precio del carburante

V.A.

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera (Guitrans) celebró en el Palacio de Miramar de San Sebastián su tradicional Asamblea General Ordinaria; una cita que sirvió para repasar la actualidad del sector en el territorio y para aprobar el balance y la cuenta de ingresos y gastos, así como la liquidación de las cuentas del año 2018 y el presupuesto para 2019. Pero, sobre todo, la reunión permitió a Guitrans, por boca de su presidente, Mario Palacios, exponer sus principales preocupaciones, protagonizadas por cuestiones como los peajes de la N-I, la competencia desleal, los sempiternos atascos de la frontera francesa, los problemas en las ITV del territorio o el incremento del precio de los carburantes en Euskadi al aplicarse de facto el tramo autonómico.

En su discurso, Palacios destacó la importancia de cohesionar un sector que supone el 4,4% del PIB guipuzcoano y da trabajo a 12.000 personas en el territorio. En este sentido, el presidente de Guitrans subrayó que el aumento de actividad no va acompañado de un ascenso de la rentabilidad, ya que los costes del transporte han subido en 2018 un 1,3% pero los precios «se han mantenido y en muchas ocasiones han bajado». E incidió en la «competencia desleal» ejercida por empresas deslocalizadas y de países de costes salariales y fiscales más bajos que, a su juicio, «está alterando el mercado» por lo que «resulta imposible actualizar los precios»,

Ante esta situación, la patronal del transporte reclama «una inspección eficaz» por parte de las administraciones para detectar prácticas fraudulentas porque, recordó Palacios, según los datos del Ministerio de Fomento, en 2018 «solo el 7% de los vehículos controlado era extranjero cuando la cuota de mercado que copaban en 2016 era superior al 30% y desde entonces ha aumentado».

Ante representantes de empresas guipuzcoanas y asociaciones de transporte de toda España que asistieron a la asamblea en el palacio Miramar, el presidente de Guitrans alertó del descenso del número de compañías de transporte en Gipuzkoa, con la desaparición de 1.058 firmas desde 2008, y recordó que cada camión paga alrededor de 23.000 euros de impuestos anuales, por lo que la Hacienda foral guipuzcoana «deja de recaudar 34,5 millones de euros cada año».

Palacios destacó la necesidad de mantener la figura del gasóleo profesional para «evitar revertir las subidas impositivas» sobre este combustible ya que no se puede repercutir en las tarifas.

El presidente de Guitrans incidió en las retenciones kilométricas que desde 2015 se producen en el paso fronterizo de Biriatou, una situación que considera «intolerable» y de la que responsabiliza a las autoridades francesas «por no utilizar todos los medios disponibles» para atajar el problema. Palacios señaló que un camión que hubiera estado en todas las colas que se han producido en la A-8 en ese punto habría acumulado 40.000 euros de pérdidas. En este sentido, informó de que el Comité Nacional de Transporte ha acordado utilizar los recursos jurídicos y administrativos para conseguir que la administración gala «reconsidere su actitud».

Respecto al 'Brexit', Palacios indicó que, de llevarse a cabo, «reinstauraría unas aduanas para las que nadie está preparado e invalidaría el régimen de autorizaciones actual, colocando al transporte en una situación complicada».

Contra la nueva ordenación

En la última parte del acto, el asesor jurídico de Guitrans, Jon Larrazabal, expuso los importantes cambios que se han producido en el Reglamento de Ordenación del Transporte, destacando que la norma, que ha tardado seis años en su tramitación, no ha cubierto las expectativas del sector. «El Reglamento debía aportar seguridad jurídica, tomando todas las medidas necesarias para promover que la actividad del transporte sea rentable, equilibrando la oferta y la demanda y eso es, precisamente, lo que no ha hecho», denunció. El Comité Nacional del Transporte ha recurrido la norma debido a la «desproporcionada responsabilidad que adjudica a la empresa y al gestor de transporte».

Por último José Manuel Farré, director financiero y de gestión operativa de Gantabi destacó la importancia de transformar los datos en información de valor, para mejorar la actividad en las empresas de transporte, en la era del 'Big Data'.