Gipuzkoa presentará el jueves una última propuesta para renovar la Ley de Aportaciones

Gipuzkoa presentará el jueves una última propuesta para renovar la Ley de Aportaciones

El portavoz foral, Imanol Lasa, ha avanzado que la Diputación hará todo lo posible para salir del Consejo Vasco de Finanzas de esta semana «con un acuerdo bueno para todos»

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

El tiempo se agota y parece que las instituciones no han logrado alcanzar un nuevo para renovar la Ley de Aportaciones, la norma que regula el reparto de ingresos entre administraciones vascas y que lleva prorrogada desde 2011. Así se desprende de las palabras de Imanol Lasa, portavoz de la Diputación foral de Gipuzkoa, quien ha anunciado esta mañana que el territorio presentará una última propuesta para renovar la ley este mismo jueves en el seno de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas. «Gipuzkoa no va a arrojar la toalla y va a tratar de alcanzar un acuerdo hasta el último momento», ha sostenido en su comparecencia de prensa tras el Consejo de Gobierno celebrado hoy.

Las palabras de Lasa hacen deducir dos cosas. Por un lado, que no se va a cumplir el plan previsto por diputaciones, Gobierno Vasco y ayuntamientos (Eudel) de llevar al CVF un borrador consensuado de la nueva norma. Así lo habían adelantado en diciembre y las reuniones políticas que venían celebrándose en las últimas semanas –con los propios diputados generales en la mesa- para tratar de alcanzar un acuerdo, han resultado fallidas. Y por el otro, hacen más que probable que pueda concluir otra legislatura foral sin lograr un texto que propicie la renovación de la ley.

Este jueves se celebrará la última reunión del CVF antes de las elecciones municipales y forales de mayo, con lo que la composición de la mesa de reunión de la próxima cita puede ser distinta y cabe la posibilidad de que no sea monocolor (PNV) como en estos últimos cuatro años.

«Que sea tomada en cuenta»

Después de cuatro años de promesas de renovación de la norma en el seno del Consejo Vasco de Finanzas –primero se prometió actualizar la ley en 2016, después se retrasó a 2018 y ninguno de los plazos se ha cumplido- las partes acudirán a la cita del jueves sin un consenso para la redacción del texto que actualice una norma que en la década que lleva en vigor ha provocado que Gipuzkoa haya dejado de disponer de casi 600 millones de euros para sus propias inversiones. La razón es que el actual diseño de la ley requiere a Gipuzkoa un esfuerzo económico superior a su peso en el PIB vasco. Una situación que, en menor medida, también sufre Álava, y de la que se ha beneficiado Bizkaia.

Por eso, Gipuzkoa no quiere despedir la legislatura sin realizar un último intento. «Nos gustaría que nuestra propuesta fuera tomada en cuenta», ha explicado el portavoz foral, Imanol Lasa, apuntando como «esencial» el lograr un acuerdo en esta materia «para garantizar la correcta financiación de las administraciones en el futuro». Lasa ha recordado que ha habido compromisos políticos para renovar la ley y que la reunión del jueves será «un buen momento para poner todos los documentos sobre la mesa». «Vamos con la intención de alcanzar un acuerdo», ha concluido el portavoz foral, que no ha adelantado la propuesta guipuzcoana ni contempla un escenario sin entente.

 

Fotos

Vídeos