Gipuzkoa liderará en 2019 el crecimiento de ingresos de Euskadi con un repunte del 4,2%

Diputados generales y de Hacienda, consejeros del Gobierno Vasco y representantes de Eudel posan a la entrada del Consejo de Finanzas celebrado ayer en Vitoria./IGOR MARTIN
Diputados generales y de Hacienda, consejeros del Gobierno Vasco y representantes de Eudel posan a la entrada del Consejo de Finanzas celebrado ayer en Vitoria. / IGOR MARTIN

Las diputaciones y el Ejecutivo aumentarán sus inversiones tras pronosticar unos recursos récord por encima de los 15.000 millones de euros

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Las instituciones vascas navegan entre la «prudencia» y la «oportunidad». La reunión del Consejo Vasco de Finanzas celebrada ayer escenificó que la economía marcha en su mejor momento pero que las alertas de desaceleración que se han sucedido en las últimas semanas han cohibido en cierta medida los mensajes de total optimismo que se tenían reservados para esta cita. La recaudación por tributos de las Haciendas vascas aumentó hasta agosto un 5%, pero en una revisió «prudente» las Haciendas y el Ejecutivo han previsto que el curso se cierre con un incremento del 2,2%. Como ya anticipó DV, se esperaba que se revisaran al alza las previsiones, y así se ha producido, aunque de forma cautelosa. De esta forma, el curso culminaría con unos ingresos totales de 14.706,5 millones de euros, 315,2 millones más que la cifra presupuestada hace doce meses.

No son cifras nada desdeñables -si se descuenta el efecto del Cupo del pasado curso, la mejoría asciende a casi 940 millones, un 7,9%-, ya que suponen además un nuevo récord recaudatorio, pero la «desaceleración» prevista ha hecho pronósticar una «relajación» de la recaudación en el último trimestre, como vaticinó el consejero de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu.

Las instituciones presentes en la cita (Gobierno Vasco, diputaciones y Eudel) prefirieron no mencionar qué destino podría tener ese excedente -prefieren esperar a que se confirme la liquidación a cierre de curso-, de forma que todas las miradas de la cita se centraron en las previsiones del próximo año, con las que en las próximas semanas se deben confeccionar los Presupuestos a todos los niveles. Así, para 2019 se espera un incremento recaudatorio del 3,8%. Ese es el objetivo que se han marcado los territorios, con unas estimaciones que lidera en porcentaje Gipuzkoa, con un crecimiento del 4,2%, esto es, 202,5 millones más que la nueva previsión de cierre para este ejercicio. Un incremento «sustancial», destacó el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

Las instituciones advierten una «oportunidad» para aumentar el gasto, aunque también piden «cautela» OPTIMISMO COMEDIDO

Este curso se cerrará con una recaudación un 2,2% por encima de lo previsto, esto es 315 millones más MEJORA ESTE AÑO

En total las Haciendas vascas se han marcado como objetivo recaudar 15.265,4 millones de euros, 558,9 millones más que este curso, con un incremento que sitúan a la par del PIB nominal (3,8%), gracias a un crecimiento que seguirá sostenido por la mejora en el empleo (IRPF) pero que se verá afectado en el Impuesto de Sociedades por la reforma fiscal que reduce los tipos nominales y el efecto del establecimiento de los nuevos pagos a cuenta, lo que reducirá los ingresos por el tributo que grava los beneficios empresariales.

Con esos ingredientes, la recaudación será nuevamente de récordo, sobrepasando por primera vez los 15.000 millones de euros en conjunto, y sobrepasando la barrera de los 10.000 millones que las Haciendas forales deberán aportar al Ejercutivo para que éste confeccione sus Cuentas. «Es una buena oportunidad», apuntó Azpiazu, en referencia a contar con más recursos para políticas sociales y acometer proyectos importantes. «Y las oportunidades se aprovechan», apremió.

No fue solo Azpiazu el que utilizó la palabra «oportunidad» para describir el escenario que se abre con una recaudación en máximos. El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, valoró la situación de forma positiva y avanzó que las diputaciones acometerán «inversiones productivas». Además, Rementeria quiso trasladar ese mismo mensaje a las empresas, a las que emplazó a «invertir en innovación y en dar estabilidad y calidad al empleo».

Pero ninguno de los portavoces institucionales se excedió en su optimismo a la hora de valorar la situación actual de la ecomonía. El propio diputado vizcaíno explicó que «hay que ser prudentes» ante situaciones externas que pueden afectar como «la subida del precio del petróleo o los tipos de interés». Su homólogo alavés, Ramiro González, también apreció cierta «inestabilidad», y apuntó a la falta de certidumbre del Gobierno central en torno a la crisis del diésel. González pidió al Ejecutivo de Madrid que aclare el panorama, valore los escenarios y el peso de la industria del automóvil y dé estabilidad «a Mercedes Vitoria, la empresa más importante de Euskadi».

El diputado general de Álava señaló también que se debe hacer «una administración responsable de los recursos públicos para garantizar, en caso de que se produzca una desaceleración, que se pueda seguir empujando». Olano, por su parte, sostuvo que el incremento recaudatorio «ayudará a Gipuzkoa a encarar los retos de futuro y a seguir haciendo apuestas para mantener la competitividad en los próximos 10 o 20 años».

Ley de Aportaciones

Será el próximo martes cuando la Diputación de Gipuzkoa trasladará a los ayuntamientos los recursos que tendrán para poder confeccionar sus cuentas. Unos fondos que por última vez están regidos por la Ley de Aportaciones que data de 2007. En principio, todo hace indicar que para cierre de este ejercicio podrá consultarse ya el borrador que establezca la nueva fórmula por la cual cada Hacienda realizará su aportación a la bolsa común del Gobierno Vasco.

A este respecto, el consejero de Hacienda recordó que sigue vigente el compromiso por parte de las instituciones de presentar esa primera versión de la nueva norma para antes de que concluya el año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos