Bic Gipuzkoa cumple 25 años con el impulso a 390 'startup' como balance

Incubadora de Startups, ubicada en Tekniker, Eibar. /Félix Morquecho
Incubadora de Startups, ubicada en Tekniker, Eibar. / Félix Morquecho

Este ejercicio batirá el récord de actividad, con 75 proyectos aprobados El Businness Innovation Center, que cuenta con sedes en Donostia, Arrasate y Eibar, prevé seguir creciendo y ampliar su red de contactos internacionales

Fernando Segura
FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

Una idea brillante requiere un plan de gestión. Si no, se quedará durmiendo el sueño de los justos. Esta realidad la conocen perfectamente los emprendedores que quieren transformar sus investigaciones o proyectos empresariales en negocios viables. Bic Gipuzkoa nació hace 25 años precisamente para sacar del cajón esas ideas excelentes y llevarlas al proceloso mundo del mercado.

El Bussines Innovation Center ha cumplido un cuarto de siglo de existencia, una efeméride que fue celebrada el pasado jueves en la sede de la entidad, situada en el parque tecnológico de Miramón, con la presencia de la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia.

Los datos

250
proyectos
250
se presentaron el año pasado en Bic Gipuzkoa, de los que 65 fueron aprobados, un 20% más que en 2016.
36 empresas se han dado de alta este año
Tienen previsto generar 325 empleos en un plazo de entre tres y cinco años.
5
millones de euros
5
están disponibles en el instrumento de financiación Aurrera, constituido entre el Gobierno Vasco y Elkargi.

La incubadora de empresas nació en 1993 como resultado del impulso de la UE a nuevas actividades empresariales que favorecieran el desarrollo económico y el empleo. Bic Gipuzkoa, organismo dependiente del Gobierno Vasco y de la Diputación, ha ido evolucionando hasta extender su actividad a tres sedes: San Sebastián, Eibar y Arrasate. Forma parte de la red vasca de Bussines Innovation Center, junto a Bic Araba, Bic Bizkaia y Bic Bizkaia Ezkerraldea.

La entidad se ha convertido en un referente para los emprendedores guipuzcoanos. En estos veinticinco años ha aprobado 799 proyectos, de los que han surgido 390 empresas. Entre ellas se encuentran compañías de la relevancia de Graphenea, Wattio, Enigmedia, Irisbond o Countercraft. Sin duda, una excelente carta de presentación que sirve como imán para atraer nuevas iniciativas que quieren emular el éxito de las señaladas. El año pasado se atendieron 250 iniciativas, de las que 65 fueron aprobadas, un 20% más que en 2016. Asimismo se apoyó la creación de 35 'startup', lo que supone un incremento del 29%.

Marisa Arriola, directora de Bic Gipuzkoa, afirma que esta capacidad de captar talento va a más. «Este año superamos las cifras de 2017. Terminaremos el ejercicio habiendo analizado cerca de 330 propuestas y recibirán luz verde unas 75. A fecha de hoy, se han dado de alta 36 empresas de innovación, que tienen previsto generar en un plazo de tres a cinco años 325 empleos e invertir 20 millones de euros».

Comité de expertos

El Bussines Innovation Center ofrece un asesoramiento clave para encauzar los primeros pasos de los emprendedores. Los proyectos aspirantes son analizados con lupa por un comité de expertos formado por técnicos de los departamentos de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco y de la Diputación, así como por profesionales de la Spri y del propio Bic Gipuzkoa. Entre las cuestiones a valorar se encuentran el potencial de la idea, la tecnología o patente que se presenta, las oportunidades de mercado o la capacidad de desarrollo de la I+D.

Si el proyecto supera la criba, Bic Gipuzkoa apuntala su viabilidad económica mediante el desarrollo de prototipos y de estrategias de mercado. Además, elemento fundamental, encauza a los emprendedores hacia los primeros clientes y facilita la financiación de sus empresas, a través de programas como Ekintzaile-Txekintek y Barnetekin-Ekintzaile. Por su parte, los departamentos de Hacienda y Desarrollo Económico, junto a la sociedad de garantía recíproca Elkargi, han constituido Aurrera, un instrumento de financiación en condiciones blandas. Aurrera, que está dotado con 5 millones de euros, permite que estas firmas incipientes -siempre con menos de tres años de vida- afronten inversiones en activos, pero también en circulante.

Marisa Arriola realiza un balance positivo de los veinticinco años transcurridos, tanto para el Bussines Innovation Center como para los emprendedores. «Bic Gipuzkoa ha tenido que seguir el rapidísimo ritmo de evolución registrado por la tecnología y la innovación, de manera que el aprendizaje ha sido intenso. Por lo que se refiere a los emprendedores, está claro que hemos sido un revulsivo».

Arriola destaca la red de contactos internacionales creada durante este tiempo. «Hemos establecido una tupida red de relaciones con centros de Israel, Alemania, Francia y Estados Unidos. Especialistas de Oxford o Cambrigde nos asesoran a la hora de evaluar los proyectos que nos presentan los emprendedores. La relación es bidireccional, porque centros de renombre ubicados en esos países están interesados en captar iniciativas presentadas en Bic Gipuzkoa».

Arriola concluye que este interés internacional «significa que estamos trabajando bien. Somos un territorio pequeño, con un buen ecosistema y con talento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos