Gipuzkoa aprieta las tuercas a las empresas que hacen operaciones con paraísos fiscales

El diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, durante el pleno de ayer en Juntas./MICHELENA
El diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, durante el pleno de ayer en Juntas. / MICHELENA

Rebaja a 36.000 euros la cantidad a partir de la que deben notificar los negocios en esos países | Los asesores advierten de que las complicaciones pueden llegar a la hora de acreditar con más detalle las referencias que el fisco considere dudosas

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Era uno de los últimos extremos que a la Hacienda de Gipuzkoa le quedaban por actualizar para adaptar los requerimientos del proyecto BEPS de la OCDE. El referente a tener el conocimiento casi completo de las operaciones que las compañías del territorio cierran en países incluidos en la lista de paraísos fiscales. Los 'Papeles de Panamá' y toda la ingeniería 'offshore' descubierta a raíz de la filtración periodística de millones de documentos del bufete de abogados Mossack Fonseca, han hecho que el foco se ponga en cada acción, cada negocio o transferencia que tenga como origen a los contribuyentes locales y como destino esos emplazamientos en los que los evasores de impuestos se hicieron fuertes. De ahí que ya desde el próximo mes de noviembre, las empresas guipuzcoanas deberán comunicar a la Hacienda foral las operaciones realizadas con la misma persona o entidad en un país catalogado como paraíso fiscal que superen los 36.000 euros.

«Creemos que es una medida muy positiva que incorporamos para hacer más efectiva la lucha contra el fraude», detalla Jabier Larrañaga, diputado de Hacienda y Finanzas de la Diputación de Gipuzkoa. La Orden Foral aprobada el pasado 14 de septiembre comprende que será en noviembre cuando las firmas del territorio deberán cumplimentar el denominado como 'modelo 232' de declaración informativa para transmitir todas las operaciones en esos lugares de fiscalidad opaca realizadas durante el ejercicio 2017. Entre esos países que rozan la cuarentena, se encuentran Chipre, Gibraltar, Mónaco, Bahrein, Islas Caimán, Liberia o Jersey, entre otros.

Cabe apuntar que esas acciones no eran hasta ahora desconocidas por el fisco. Cada compañía, a la hora de cumplimentar su autoliquidación del Impuesto de Sociedades, incluía en las páginas 3 y 4 del impreso 200 esos datos. Sin embargo, para tener un mayor control de esas operaciones, se ha optado por separar esa información algo más comprometida en otra toma aparte de la declaración del gravamen para su análisis más detallado.

Bizkaia y Álava también lo aplican, mientras que en el Estado se declara a partir de los 250.000 euros MODELO 232

Se declaran operaciones en casi 40 países: Chipre, Mónaco, Bahrein, Jersey o Gibraltar, entre ellos ¿QUÉ PAÍSES?

Eso sí, hasta este año en Gipuzkoa se tenía que dar cuenta de las operaciones que superaban los 100.000 euros con agentes de paraísos fiscales, mientras que ahora esa base se ha rebajado hasta los 36.000 euros. Tanto en Bizkaia como en Álava ya se aplicaba esta cuantía más baja y también han implementado el 'modelo 232' para controlar estos negocios. «Creemos que reduciendo la cuantía hasta los 36.000 euros cubrimos un abanico más amplio de operaciones y nos permitirá llegar a más ámbitos de análisis», sostiene Larrañaga.

En el conjunto del Estado, la Agencia Tributaria ya instauró este modelo de obtención de información el curso pasado, de forma que las operaciones realizadas por las compañías establecidas en territorio común con paraísos fiscales en 2016 ya fueron remitidas a fisco español en noviembre del pasado año. Pero el límite en el Estado es algo más permisivo y solo se exige informar de las operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones supere los 250.000 euros. Para las operaciones específicas, es decir, aquellas a las que no les es de aplicación la documentación simplificada que regula la normativa del Impuesto sobre Sociedades, el límite en territorio común es de 100.000 euros.

Mejora la «transparencia»

Así las cosas, serán pocas las compañías que cierren algún negocio o transacción con agentes situados en países que la OCDE considera paraísos fiscales que no tengan que presentar ese impreso a las Haciendas forales en noviembre. «Este sistema mejorará la transparencia en las operaciones», apostilla el diputado de Hacienda y Finanzas de Gipuzkoa, que añade que este sistema está incluido entre las acciones preventivas del Plan de Comprobación Tributaria 2018.

«Las empresas no están preocupadas por este cambio en la transmisión de información, puesto que ya cumplimentaban esos datos en el IS», explica Victor Etxeberria, socio asesor de Sayma. Quizá la única «sorpresa» en ese sentido, haya sido la reducción hasta los 36.000 euros de esa base desde la cual se debe informar al fisco, sin embargo, «ya es un límite que se venía aplicando en Bizkaia, por lo que los asesores esperábamos que Gipuzkoa diera también ese paso».

Lo que más preocupa a las compañías tal y como apunta Etxeberria es que el fisco desconfíe o dude de alguna información y solicite a la compañía una justificación o documentación más amplia de la operación. «Por ejemplo, que pidan que acrediten el precio de la materia prima en una transacción con uno de estos países. Facilitar esa información le puede costar mucho a una firma pequeña», confiesa Etxebarria.

 

Fotos

Vídeos