Gestamp invierte 56 millones de euros en una nueva planta en Reino Unido

I. GURRUCHAGA

La multinacional vasca especializada en la fabricación de componentes automovilísticos Gestamp inauguró ayer una nueva planta en el Reino Unido, que ha contado con una inversión de 50 millones de libras (56 millones de euros). La nueva fábrica, ubicada Wolverhampton, en el condado de West Midlands (Inglaterra), recibirá, de forma progresiva, todo el peso de la producción que ahora tiene la planta de Cannock, ubicada en la misma región. Así, los 800 puestos de trabajo que actualmente tiene la fábrica de Cannock pasarán a las nuevas instalaciones, de 50.000 metros cuadrados, que «renuevan las capacidades industriales de la compañía» y podrían ampliarse «dependiendo de futuros proyectos», señaló la firma. La empresa ha abierto en lo que va de año cinco plantas en todo el mundo, con lo que cuenta con un total de 107 (dos de ellas en Gipuzkoa) que dan empleo a más de 41.000 personas. La nueva instalación industrial en el Reino Unido dispone de una «innovadora tecnología de estampación en caliente» y fabricará piezas de aluminio y cajas de baterías para vehículos eléctricos y para sus clientes en las islas británicas JLR, Nissan-Renault, Volvo, Ford, BMW, Toyota y Honda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos