Gaztenpresa impulsó el año pasado la creación de 415 compañías y 812 empleos

Beatriz Artolazabal, Ibon Urgoiti e Inma Ramos durante la presentación del informe./L.K.
Beatriz Artolazabal, Ibon Urgoiti e Inma Ramos durante la presentación del informe. / L.K.

La fundación de Laboral Kutxa ha promovido desde 1994 más de 5.000 firmas y casi 10.000 puestos de trabajo en Euskadi

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOBILBAO.

La fundación para el empleo Gaztenpresa de Laboral Kutxa ha apoyado la creación de 415 nuevas empresas a lo largo del pasado año, que han permitido la generación de 812 empleos, con una edad media de los emprendedores de 38,5 años. Estos datos fueron dados a conocer ayer en Bilbao por el presidente de Gaztenpresa, Ibon Urgoiti; la directora de la fundación, Inma Ramos, y la consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal.

Urgoitia recordó que Gaztenpresa comenzó su andadura hace 25 años en un momento «duro» de crisis y, en la actualidad, la situación es «bastante diferente» con unos niveles de desempleo «contenidos» y que se van reduciendo. No obstante, aseguró que todavía hay «mucha gente» que necesita buscar una «salida laboral digna», por lo que, según destacó, Gaztenpresa sigue teniendo plena vigencia e insistió en que su objetivo es que ningún proyecto viable se queden «sin salir adelante» por falta de asesoramiento y financiación.

En su balance de 2018, según detalló su directora, Gaztenpresa ha promovido 415 nuevas empresas, una cifra similar a la de otros años, en los que habitualmente se superan los 400 nuevos proyectos. Ello ha permitido la creación de 812 empleos.

En Gipuzkoa se crearon gracias a la fundación 98 firmas que dieron trabajo a 214 personas Tres de cada cuatro empresas eran del sector servicios y solo el 3%, de la industria

Por Territorios, de las 415 empresas, 98 son de Gipuzkoa, 76 de Álava y 182 de Bizkaia, a las que hay que sumar 59 de Navarra. Los empleos creados han sido 136 en territorio alavés, 351 en el vizcaíno, 214 en el guipuzcoano y 111 en la comunidad foral navarra.

La edad media de los emprendedores ha sido de 38,5 años, y, de ellos, un 57% son hombres y 43% mujeres. En un 52% de los casos eran personas que buscaban una mejora del empleo y un 48% estaban en paro. Respecto al nivel de estudios, un 74% no tiene estudios universitarios. Por sector de actividad, un 76% de las empresas creadas son del sector servicios, un 18% de Comercio, un 3% de agricultura y ganadería y otro 3% de industria.

70.452 euros de inversión

En lo que respecta a la forma jurídica, un 64% son empresarios individuales, un 11% son sociedades civiles, un 21% sociedades limitadas y un 4% cooperativas. No obstante, entre las sociedades mercantiles, el porcentaje de cooperativas se eleva al 16%.

En total, se concedieron 390 préstamos, con una financiación de 13,4 millones. La inversión media ha sido de 70.452 euros y el préstamo medio de 34.600 euros.

Por otra parte, dentro de la labor de apoyo a la consolidación empresarial de la compañías que también desarrolla Gaztenpresa, en 2018 se apoyó a 120 empresas, se realizaron 75 talleres y se atendieron 432 consultas por Consulting Pro. Otro de los programas de Gaztenpresa es el de Mentoring que ofrece un acompañamiento personalizado, y a lo largo de 2018 se establecieron 27 nuevas relaciones formales de acompañamiento o mentoring.

En sus 25 años de andadura, Gaztenpresa ha apoyado la creación de más de 5.300 empresas y se han generado más de 9.500 empleos. La tasa de supervivencia de las compañías supera el 70%. Hasta 2018 se les había concedido una financiación de 152 millones.

La consejera de Empleo, Beatriz Artolazabal, destacó, por su parte, que el emprendimiento supone un «esfuerzo de largo aliento», al que deben seguir contribuyendo todos los agentes institucionales, educativos y empresariales.

Artolazabal detalló que el Plan Estratégico de Empleo del Gobierno Vasco cuenta en el ámbito operativo de fomento del emprendimiento con 2 líneas de actuación. La primera, que respalda iniciativas para fomentar los proyectos empresariales de base tecnológica, ha favorecido la creación de 122 nuevas empresas innovadoras durante 2018 con una estimación de 360 empleos creados y 55 Pymes apoyadas con, aproximadamente, 752 empleos creados. La otra línea de fomento del intraemprendimiento, ha financiado 50 iniciativas, con la creació de 130 empleos y el acceso al mercado de 32 start-ups.