«Funciona con gran delicadeza y en silencio; es mucho más 'goxua'»

J. D. A. SAN SEBASTIÁN.

El mes pasado, el director general del Grupo Irizar, José Manuel Orcasitas, telegrafió durante una conferencia organizada en San Sebastián por la Universidad de Deusto el interés y la apuesta que la empresa de Ormaiztegi tenían abierto en el campo de los camiones eléctricos.

El mensaje era claro. En un momento en el que las grandes ciudades europeas ya han dado el paso hacia el coche eléctrico, el siguiente hito (parece evidente) es el de apostar por este tipo de vehículos para los denominados servicios urbanos. Convertir en zonas descarbonizadas las 'almendras' centrales y hacer que el transporte de mercancías, los cochecitos que barren las aceras o los camiones que recogen la basura y la llevan a los vertederos serán 100% eléctricos.

Irizar, destacó Orcasitas, cree en ello, y por eso le ha dedicado dinero, tiempo y esfuerzo. «Es un vehículo que trabaja con gran delicadeza, que tiene en cuenta el confort y es silencioso, es mucho más 'goxua' que los normales», sentenció en su charla donostiarra.

 

Fotos

Vídeos