La Diputación decide declarar exentas del IRPF las prestaciones de maternidad

Madres jóvenes pasean con sus bebés por un camino rural./FOTOLIA
Madres jóvenes pasean con sus bebés por un camino rural. / FOTOLIA

El Órgano de Coordinación Tributaria analiza hoy si hace suya la sentencia del Tribunal Supremo | La decisión de la Seguridad Social de dejar de retener el gravamen y la presión de un gran número de contribuyentes apremia a acometer esa reforma

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Gipuzkoa se muestra partidaria de asumir la sentencia del Tribunal Supremo y declarar exentas del IRPF las prestaciones de maternidad que brinda la Seguridad Social. Esa será la postura que defienda hoy en la reunión del Órgano de Coordinación Tributaria (OCT), que tiene entre sus cometidos articular una decisión compartida entre las tres Haciendas vascas que dé una respuesta a las miles de familias que desconocen si a partir del próximo mes deberán seguir rindiendo cuentas con el fisco por esta ayuda estatal.

Según ha podido conocer este medio, la Diputación de Gipuzkoa está convencida de tomar esa medida, y todo hace indicar que tanto Bizkaia como Álava comparten una decisión que se han visto practicamente obligados a adoptar tras anunciar la propia Seguridad Social que dejará de retener el IRPF de las prestaciones que abone a partir del mes que viene. En principio, no existirían excesivas fisuras en las posturas de las tres Haciendas ya que, aunque los responsables forales se habían puesto de perfil en torno al tema en los últimos días, los plazos apremian y la oleada de decenas de llamadas de afectadas que han llegado hasta los teléfonos de atención de los tres fiscos han hecho que se decidan por tomar una decisión que de no acometerse podría suponer la llegada de miles de reclamaciones formales de otras tantas familias.

«Se ha producido una sentencia que afecta a la Hacienda de territorio común, pero todos abogamos por políticas de conciliación y ayudas a la natalidad y la familia. En este contexto, estamos hablando para tomar una decisión lo más cercana posible a estos planteamientos», avanzó ya ayer por la mañana el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, en una entrevista en la radio pública vasca.

El Tribunal Supremo aclaró el pasado día 5 la controversia en torno a la tributación de las prestaciones por maternidad que otorga la Seguridad Social tras un nacimiento o adopción, durante los cuatro meses de baja, al establecer que esta ayuda «está exenta del IRPF». Dicha sentencia, se escudaban las diputaciones, afectaba a un caso fijado en Madrid y al conocerse un único fallo en ese sentido, «no se había generado una jurisprudencia». Sin embargo, a los pocos días la Hacienda de Gipuzkoa reconocía que se encontraba «analizando a fondo» el fallo para estudiar si se veía en la obligación de tomar una decisión en torno a la tributación local de esas prestaciones.

«Debemos tomar decisiones acordes a las políticas de conciliación y ayudas a la natalidad que defendemos» LA POSTURA DE GIPUZKOA

Unas 5.000 madres al año se ahorrarán tributar cerca de 1.870 euros de media por las prestaciones AFECTADAS

Ahora se debe aclarar si se tomará la decisión de abrir una vía para el retorno de las ayudas desde 2014 DEVOLUCIONES

Pero los acontecimientos que se han ido sucediendo han requerido de una actuación conjunta y acelerada de las Haciendas forales, que terminarán concluyendo en una decisión consensuada en la reunión de la OCT que se celebrará hoy (en la que también participa el Ejecutivo vasco). La Seguridad Social anunció la semana pasada que dejará de retener el IRPF en dichas prestaciones y aunque desde el fisco guipuzcoano sostienen que esa decisión del sistema no iba a afectar a las Haciendas forales, se quiere tomar una decisión que no genere confusión entre las contribuyentes perceptoras. Distintas asociaciones y asesorías vascas también han reclamado que se actúe en esa dirección.

En Gipuzkoa, concretamente, la Seguridad Social abona al año alrededor de 5.000 prestaciones de maternidad, con una media de 6.681,5 euros por cada una de esas ayudas. Así las cosas, la factura fiscal por cada una de estas prestaciones rondaría los 1.870 euros al año en el territorio, una minuta que las nuevas madres se comenzarán a ahorrar y que le costará al fisco en torno a diez millones cada ejercicio.

Dudas con la devolución

Si por un lado todo hace indicar que en la OCT se dará luz verde a que las Haciendas vascas dejen de gravar las prestaciones de maternidad, todavía no queda claro si también darán un paso más y estudiarán la fórmula de devolver esas cuantías a las familias que hayan tenido que abonar el tributo desde 2014 hasta el día de hoy. Gipuzkoa se encuentra analizando hasta que cifra se elevarían las potenciales devoluciones comprendidas en dicho periodo. En el Estado, la Agencia Tributaria se encuentra ultimando una herramienta para que se puedan realizar esas reclamaciones, por lo que todo hace indicar que se ejecutarán las devoluciones.

En Gipuzkoa, desde 2014 hasta junio de este mismo ejercicio, 22.782 perceptores de esa ayuda han tenido que declarar ese ingreso como renta de trabajo en el IRPF, con lo que el monto aproximado si se planteara una devolución generalizada podría rondar los 42,6 millones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos