Los autónomos podrán aplazar también las deudas derivadas del IRPF

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro./
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Una instrucción de la Agencia Tributaria que también permite alargar el pago del IVA de forma automática hasta 30.000 euros

DAVID VALERAMadrid

Los autónomos también podrán aplazar las deudas derivadas de las cuotas por el IRPF (no las retenciones). Una medida ya en vigor y que se mantendrá pese al decreto aprobado en diciembre por el Gobierno para endurecer los fraccionamientos y retrasos en el pago de deudas tributarias. Así consta en la instrucción de la Agencia Tributaria que también reconoce a los autónomos y a las pymes el aplazamiento del IVA de forma automática -sin necesidad de justificación- hasta los 30.000 euros durante 12 meses, en el caso de personas físicas, y de seis para las empresas.

Además, aunque la publicación de esta instrucción se ha producido ahora afecta a las facturas emitidas desde el 1 de enero. El decreto, con el que el Hacienda pretende unos ingresos de 1.500 millones, establecía que «sólo serán aplazables en el caso de que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas». Esto suponía una traba para los autónomos.

La gran novedad que recoge el escrito de la Agencia Tributaria está en que no será necesario que demuestren no haber cobrado el IVA repercutido siempre que no superen esos 30.000 euros. A partir de ahí deberán seguir el procedimiento regulado y aportar «las garantías» y documentación necesarias para poder aplazar el importe hasta 36 mensualidades.

Polémica por el procedimiento

El presidente de la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha considerado la medida como fundamental para el colectivo. Según sus datos el 90% de los aplazamientos solicitados por los autónomos no superan los 30.000 euros. El aplazamiento es clave para la liquidez y el funcionamiento de los negocios de los autónomos, ha explicado.

Amor también restó importancia a la polémica sobre el procedimiento elegido por el Gobierno -una instrucción de la Agencia Tributaria en vez de una modificación del decreto- para aclarar la situación. "Lo importante es que el problema se ha solucionado", ha señalado. Además, ha retado a quienes consideran que esta fórmula crea inseguridad jurídica a que acudan a los tribunales.

De esta forma respondía a las dudas planteadas por la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) sobre la "legalidad" de la medida por vulnerar a su juicio la Ley General Tributaria respecto a eximir a los autónomos de justificar no haber cobrado el IVA.

 

Fotos

Vídeos