El déficit del Estado se dispara en julio un 19,6% y alcanza los 29.842 millones

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro./
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro.

El desfase se elevó hasta el 2,66% del PIB, una cifra muy superior al objetivo del 1,8% pactado con Bruselas, y que el Gobierno achaca a la liquidación del sistema de financiación autonómico

DAVID VALERAMadrid

El déficit del Estado se disparó en julio un 19,6% hasta alcanzar los 29.842 millones, lo que supone 4.895 millones más que en el mismo periodo de 2015. De esta forma, el déficit de la administración central se eleva hasta el 2,66%, un dato muy superior al objetivo fijado del 1,8%. El Ministerio de Hacienda justifica este empeoramiento por la liquidación del sistema de financiación de 2014 efectuada en julio, que aumenta en 6.913 millones respecto a la realizada en julio del año pasado.

En cualquier caso, la evolución de los ingresos sigue siendo negativa con una caída de 6,9% hasta los 94.194 millones. De hecho, en los siete primeros meses del año la recaudación impositiva cayó un 6,7%. La mayor caída se produjo, una vez más, en el Impuesto de Sociedades con un desplome del 38,2% al pasar de los 10.577 millones en 2015 a 6.540 millones en 2016. Este descenso se debe a la supresión de medidas adicionales sobre esta figura que eliminó el tipo mínimo en el pago fraccionado.

Tal desplome ha obligado al Gobierno a rectificar y ya ha anunciado su intención de adelantar el cobro de este tributo al recuperar un tipo mínimo del pago fraccionado que oscilará entre el 20% y el 25% -hasta 2015 era el 12%- para las compañías con una facturación superior a 20 millones. El objetivo es lograr 6.000 millones este mismo año que ayuden a cuadrar las cuentas, aunque la medida -que tendría carácter permanente- está supeditada a que se forme un nuevo Ejecutivo.

Sin embargo, los ingresos por el IRPF se situaron en 18.505 millones, lo que supone un 13,5% menos que el año anterior. Un descenso que el departamento que dirige Cristóbal Montoro achaca al efecto de la liquidación definitiva de 2014 de las comunidades autónomas, que ha supuesto una mayor devolución de 2.133 millones respecto a la de 2013. Sin embargo, también hay parte del impacto de la reforma fiscal que supuso una bajada de tipos.

 

Fotos

Vídeos