Euskadi tendrá en 2019 un nuevo fondo de capital riesgo para hacer país

Azpiazu, Tapia, Urkullu y González durante la presentación. /EFE
Azpiazu, Tapia, Urkullu y González durante la presentación. / EFE

Con hasta 250 millones, caminará en paralelo a Socade, y reforzará el arraigo de las grandes firmas con otros 100

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA

El lehendakari, Iñigo Urkullu, acompañado de los consejeros de Hacienda, Pedro Azpiazu, y Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha presentado este lunes el nuevo modelo de política financiera del Gobierno Vasco que, siempre con la protección y el impulso a las empresas como 'leit motiv', renueva los instrumentos existentes hasta ahora y crea dos figuras nuevas. Se trata de un fondo público-privado de capital riesgo, dotado con 125 millones pero que aspira a reunir hasta 250, que servirá para apoyar a las empresas vascas en sus proyectos de desarrollo o internacionalización. El instrumento cuenta también con el apoyo, entre otros agentes, de las tres Diputaciones Forales. A esto, resaltó el lehendakari, se une una inyección de 100 millones en Socade, la sociedad pública de Capital Desarrollo vasca, que con esos fondos entrará en el capital de grandes empresas tractoras vascas (como ya se hizo con un 1,24% de CAF) con el arraigo como premisa principal.

«Son instrumentos al servicio del presente y del futuro de las empresas y, por tanto, del empleo y la riqueza del pais», apuntó Iñigo Urkullu, que resaltó el varias ocasiones la idea del «auzolana» o el «trabajo compartido» entre instituciones públicas y empresas privadas en ese compromiso de reforzar y acompañar al tejido productivo vasco como generador de puestos de trabajo. Con la colaboración como bandera, insistió el lehendakadi, esta reordenación de instrumentos financieros no representa sino, explico, «un acuerdo entre todos al servicio de la economía productiva».

El nuevo fondo de capital riesgo -que está previsto funcione a pleno rendimiento en 2019- tiene como socios iniciales, junto al Gobierno, a las Diputaciones, a Kutxabank, Bankoa, Mondragon Corporación, Lagun Aro e Itzarri. El resto del 'núcleo duro' de accionistas de esa fórmula, que ya han mostrado su interés por participar, conformado por Banco Sabadell, Banco Santander, BBVA, Caja Rural de Navarra, Caixabank, Elkarkidetza y Geroa, aún debe someter la decisión a sus respectivos órganos de gobierno. Azpiazu y Tapia explicaron que en una segunda fase se buscaría la participación de insversores institucionales del prestigio del Banco Europeo de Inversiones (BEI) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con los que ya está abierta una vía de comunicación a tal efecto.

Los socios de este nuevo fondo de capital risgo podrán realizar aportaciones de entre 2 y 10 millones de euros. El vehículo apoyará a empresas que facturen entre 50 y 250 millones de euros con ebitda por encima de 10 millones. En cualquier caso, la 'inyección' (que podrá ser mediante capital, préstamo participativo o préstamo convertible) no podrá superar el 10% del coste de la inversión a realizar por la compañía.

Entre las novedades de esta reordenación de los instrumentos financieros del Gobierno Vasco destaca también la creación de un Foro de Financiación y Participaciones Empresariales, que servirá de marco de coordinación y debate sobre financiación y para la búsqueda de sinergias con otros inversores en las participaciones en empresas. Por su parte, la coordinación de la política financiera y crédito público entre el Gobierno Vasco y las tres Diputaciones Forales se seguirá realizando a través del Consejo Vasco de Promoción Económica.

 

Fotos

Vídeos