Gazte Up y los proyectos del futuro

Imagen del auditorio del Aquarium con el coloquio que dio inicio a la III Jornada Gazte Up en el que intervinieron responsables institucionales y dos estudiantes de Tecnun. /LUSA
Imagen del auditorio del Aquarium con el coloquio que dio inicio a la III Jornada Gazte Up en el que intervinieron responsables institucionales y dos estudiantes de Tecnun. / LUSA

La III Jornada Gazte Up, de Empleo y Juventud, evidencia la necesidad de ofrecerles la oportunidad de desarrollar proyectos profesionales interesantes

PILAR ARANGUREN

El auditorio del Aquarium se llenó este miércoles de jóvenes ansiosos y no precisamente por ver las especies que alberga el museo marítimo. Se trataba de chicos y chicas de entre 18 y 20 años preocupados por su futuro más inmediato, por su salto al mercado laboral. Eso sí, llenos de inquietudes, de vértigo, de cómo afrontar esa primera entrevista de trabajo o la enésima, con ansias de saber cómo sacar provecho a sus potencialidades. Pues bien, la III Jornada Gazte Up, de Empleo y Juventud, que organiza DV en colaboración con el Gobierno Vasco, la Diputación, el Ayuntamiento de San Sebastián, Tecnun, Deusto Business y la UPV/EHU, trató de ayudarles precisamente a dar ese salto con las mejores herramientas posibles.

Agustín J. Sáenz habló sobre robótica e industria 4.0.
Agustín J. Sáenz habló sobre robótica e industria 4.0. / LUSA

La jornada se inició con una charla distendida entre dos estudiantes de Tecnun que están a punto de concluir sus carreras -Salvador López y Onintza Ugarte- y varios responsables institucionales: el director de Juventud del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Ander Añibarro; el director de Promoción Económica de la Diputación, Garikoitz Agote, y Yesenia Otamendi, del área de Programas Internacionales (Innovación) de Fomento de San Sebastián. Un diálogo que estuvo moderado por la subdirectora de DV, Lourdes Pérez.

Los responsables institucionales explicaron su primera experiencia laboral. Ander Añibarro empezó a trabajar en un bar con 16 años mientras estudiaba, y tras cursar Enfermería logró su primer contrato serio como técnico de rayos, luego fue enfermero y de allí saltó al Departamento de Juventud. Agote también fue monitor en un campamento de verano. Pero su primer trabajo «de verdad» fue como encuestador y para ello echó mano de su red de contactos en un momento en el que había un 40% de desempleo juvenil.

La jornada concluyó con una mesa redonda sobre el talento.
La jornada concluyó con una mesa redonda sobre el talento. / LUSA

«Salir para volver»

Yesenia tampoco lo tuvo muy fácil al principio. Ejerció de monitora en San Francisco, lo que le permitió aprender inglés y aprovechó la beca Erasmus para salir fuera. Tras mandar más de 100 currículos sin lograr nada optó por personarse en los puestos que solicitaba. Logró su primer empleo remunerado en Bruselas y después de un tiempo regresó a Donostia.

Onintza aclaró que en este momento hay una gran demanda de ingenieros en Euskadi pero no ven tan fácil encontrar trabajo porque «hay muchísimos ingenieros buscando empleo». Por ello, apuesta por seguir preparándose y si es necesario irse fuera. López también apunto que pese a los cantos de sirena de que faltan ingenieros en estos momentos «es más fácil irse fuera que quedarse». Es decir, que los jóvenes no terminan de ver tan claro que su futuro inmediato pasa por quedarse en Euskadi.

A este respecto, algunos responsables institucionales animaron a los jóvenes a iniciar su carrera profesional en el extranjero -para ganar en capacitación- pero siempre con la vista puesta en volver al País Vasco. Y es que si algo dejaron claro es que lo más seguro es que el primer trabajo no sea el de toda la vida. «Hay que ir experimetando, viendo lo que te gusta e ir decántandote. Es un camino que se va alimentando de experiencias», destacaba Yesenia Otamendi.

¿Y qué es lo que valoran las empresas a la hora de evaluar a un candidato? «Fuera buscan sobre todo que tengas ganas de aprender, que seas proactivo. No hay que ofuscarse tanto por las salidas laborales que tienen los estudios porque luego se van abriendo otros caminos».

Al respecto, Garikoitz Agote añadió que lo que las empresas de aquí valoran es «la comunicación, el trabajo en equipo, el carácter propositivo, porque en las empresas se viven situaciones difíciles y hay que saber buscar soluciones». Pero también aportó una visión crítica respecto de las organizaciones. Y es que, en su opinión, se producen «desequilibrios, ya que no siempre se valora de forma equitativa a los que más aportan y no siempre implica un mayor reconocimiento». Es más, indicó que muchas veces a los que más aportan se les exige más, pero sin contrapartidas. En cualquier caso, dejó claro que antes el diálogo entre el empleado y la empresa era un monólogo pero que ahora es bidireccional. «El empleado plantea exigencias, como el desarrollo profesional».

Por su parte, el director de Industria y Transporte de Tecnalia, Agustín J. Sáenz, que habló sobre 'Robótica, automatización e industria 4.0. Un futuro apasionante', quiso lanzar un mensaje claro a los jóvenes: «Se habla de salir fuera, y si es para coger experiencia bien, pero no tenemos nada que envidiar lo que hay en otros países porque Gipuzkoa y el País Vasco están en un posicionamiento privilegiado para abordar oportunidades de trabajo. Hay capacidad de proyectos apasionantes».

«Empleos de calidad para desarrollar proyectos vitales»

Ander Añibarro hizo hincapié en los diferentes programas que está impulsando el Gobierno Vasco para fomentar el empleo juvenil y el emprendimiento, así como para atraer el talento que se ha marchado fuera. Respecto al emprendimiento femenino, el responsable del Ejecutivo destacó que tenemos un índice (48,5%) muy superior al del conjunto del Estado y a la UE. Pero también dejó claro que uno de los retos es que «haya empleos de calidad que permitan desarrollar proyectos vitales a todas las personas, y especialmente a los jóvenes». Esgrimió el dicho de que «porque fueron seremos y también tendremos oportunidades en el futuro». Y añadió que «al que busca, en la mayoría de los casos le llega».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos