Los tripulantes de cabina amenazan a Ryanair con una huelga mensual

Un avión de Ryanair permanece en una pista del aeropuerto./Efe
Un avión de Ryanair permanece en una pista del aeropuerto. / Efe

El día 28 harán un paro de 24 horas en cinco países europeos, entre ellos España, mientras los pilotos mantienen su batalla en los tribunales

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Ryanair se enfrenta a un horizonte de, al menos, un paro «al mes» por parte de sus tripulantes de cabina (TCP), si no accede a realizar cambios importantes en su polémico modelo laboral que le permite no cumplir con las legislaciones de buena parte de los países donde opera. De momento, el próximo día 28 hay prevista una nueva huelga en cinco países europeos de estos asistentes conocidos popularmente como azafatos y azafatas, la tercera tras las celebradas el 25 y el 26 de julio.

Así, los vuelos de la principal aerolínea europea de bajo coste con destino u origen en España, Portugal, Bélgica, Italia y Holanda se verán afectados por un paro cuyo alcance final dependerá de los servicios mínimos que fijen las autoridades de cada Estado. En el caso de España, la compañía estimó este jueves que afectará a menos del 10% de los vuelos programados para esa jornada.

Puso como ejemplo la huelga de pilotos y TCP el miércoles en Alemania -en Irlanda, donde tiene su matriz, también hubo paros los últimos meses-, pues según sus cálculos el 70% de aquellos «se presentaron a trabajar» y se operaron 250 de los 400 viajes previstos tras haber cancelado 150 el día anterior. En cualquier caso, desde Ryanair sostuvieron que no habrá «caos de viajes o perturbaciones generalizadas».

Contratos nacionales y libertad sindical

Las reivindicaciones de los tripulantes se centran en que se les hagan contratos locales y se aplique la legislación nacional de sus bases, en vez de verse obligados a firmar con la matriz reduciendo así derechos laborales que les corresponderían. También piden libertad sindical y elegir sin trabas a sus representantes «legítimos» para negociar convenios.

Desde USO y SITCPLA, los sindicatos más activos en este tema, se acusó a la aerolínea de no negociar de «buena fe», al tiempo que este jueves se reunieron con responsables de la Comisión Europea para que revisen la situación laboral en Ryanair. Mientras tanto, la empresa se reunirá este viernes con sus pilotos españoles, con quienes mantiene una batalla judicial para que se les aplique la legislación laboral nacional, a fin de comenzar a negociar un nuevo convenio para este colectivo.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos