Ryanair recorta un 12% su plan de crecimiento por las huelgas y cae en Bolsa

Ryanair recorta un 12% su plan de crecimiento por las huelgas y cae en Bolsa

Las acciones de la aerolínea se desploman un 27% desde la primera oleada de paros organizados por sus trabajadores en Europa a mediados de julio

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

Ryanair no ha tenido un buen verano. Las huelgas de sus empleados en toda Europa desde mediados de julio han hecho caer tanto su reputación como sus beneficios. La aerolínea irlandesa ha rebajado este lunes un 12% su previsión de beneficios para este año fiscal y lo achacó precisamente a los paros. El anuncio hizo que las acciones de la empresa cayeran casi un 13% al cierre de la sesión de la Bolsa de Londres y coticen un 12,8% menos respecto al pasado viernes.

Al cierre de la sesión el valor de cada título está en los 11,43 euros, cuando el viernes estaba en 13,12 euros. «La revisión de nuestras previsiones de crecimiento ha tenido en cuenta el impacto de las huelgas convocadas este verano, el aumento de los costes por indemnizaciones a los clientes y el encarecimiento del petróleo», ha argumentado la compañía en un comunicado. Además, ha explicado que las huelgas causaron un descenso de los ingresos y las reservas por una «pérdida de confianza» de los pasajeros.

Las movilizaciones, que comenzaron a mediados de julio, han supuesto para Ryanair una caída del 27% en el valor de sus acciones desde entonces. Su cotización ha oscilado desde los 18,3 euros hasta el mínimo alcanzado ayer de 11,43. La aerolínea dirigida por Michael O'Leary situó su expectativa de ingresos hasta el 31 de marzo de 2019 entre 1.100 y 1.200 millones de euros, un valor bastante por debajo de los 1.350 de la anterior estimación.

Los paros de los últimos meses han contribuido a que los inversores «estén dando la espalda a Ryanair», que en los veranos anteriores registraba ganancias «muy superiores» a las de sus competidores, explica a este diario Paloma Salmerón, de AirHelp. Estas situaciones han provocado que muchos pasajeros opten por otras compañías aéreas que «den más confianza a los usuarios». La directora de comunicación de la plataforma de ayuda a pasajeros recuerda que la compañía «tiene que cumplir las leyes» y pagar las indemnizaciones correspondientes a sus pasajeros. Solo por la última huelga del pasado viernes, la aerolínea tendría que pagar más de 11 millones de euros en derechos de compensación a los pasajeros afectados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos