Rafael Sterling, nuevo director general de Irizar

Rafael Sterling, nuevo director general de Irizar./
Rafael Sterling, nuevo director general de Irizar.

Rafael Sterling sustituye a José Manuel Orcasitas como director general de la compañía de Ormaiztegi

PILAR ARANGUREN

El Grupo Irizar, líder en Euskadi y en el ámbito internacional en el sector de los autobuses y de la electromovilidad, afronta el relevo en su cúpula. El que ha sido durante los últimos diez años director general del Grupo, José Manuel Orcasitas, ha decidido poner fin a su carrera profesional tras cumplir 64 años. Desde este pasado lunes ha cedido el testigo a Rafael Sterling, que se convierte así en el máximo cargo ejecutivo de la compañía, que está presidida por Gorka Herranz.

Se trata de un relevo natural, según indican fuentes de la cooperativa, con sede en Ormaiztegi, ya que tras una intensa y dilatada trayectoria dentro del Grupo –se incorporó en 1993–, Orcasitas ha decidido dejar las riendas. Orcasitas fue previamente director industrial y posteriormente director de las plantas internacionales antes de dar el salto a la dirección general en 2009.

Y precisamente, quien toma el relevo es otra persona con un profundo conocimiento de los proyectos internacionales de la compañía, ya que Rafael Sterling asumió en 2012 la responsabilidad de director internacional de Negocios del Grupo Irizar, cargo que ha ejercico hasta ahora.

Nacido en Bilbao el 22 de marzo de 1975, casado y con tres hijos, es ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad del País Vasco y MBA Exutive por la Universidad Comercial de Deusto. Sterling se incorporó al Grupo Irizar en 2007 y un año más tarde fue nombrado director gerente de Irizar México. La designación del nuevo director general del Grupo la ha realizado el Consejo Rector, órgano competente en la materia. No hay que olvidar que Irizar es una cooperativa y que este año cumplirá 130 años.

Por lo tanto, el relevo se produce dentro de la misma casa, con lo que el nuevo director general tiene un profundo conocimiento de la compañía y comulga con la filosofía de una cooperativa que ha sido pionera en muchos aspectos.

Además se hace cargo de una firma que ha experimentado en los últimos años una profunda transformación, convirtiéndose en un grupo empresarial diversificado industria y geográficamente, desarrollando su actividad en seis áreas de negocio, como son el transporte de pasajeros, la electromovilidad, la electrónica, los motores y generadores eléctricos, la conectividad y la energía.

Un grupo formado por siete marcas –Irizar, Irizar e-mobility, Alconza, Datik, Hispacold, Masats y Jema– que desarrollan su actividad productiva en 13 plantas de producción distribuidas en España, Marruecos, Brasil, México y Sudáfrica, a las que se suma un centro de I+D, ubicado en Aduna, donde la compañía dio el año pasado otro salto cualitativo y cuantitativo al abrir una planta de producción de autobuses eléctricos. La firma con sede en Ormaiztegi emplea a 3.350 personas en todo el mundo.

Crecimiento

Irizar afronta este ejercicio sus 130 años de existencia en una situación de «gran solidez financiera, de diversificación geográfica e industrial y en continuo crecimiento, que apuesta decididamente por la marca, la teconología y la sostebilidad», según destaca la compañía.

El Grupo cerró el año pasado con una facturación agregada de 750 millones de euros, por encima de lo previsto inicialmente y que supuso 130 millones más que el ejercicio anterior. La compañía se muestra optimista de cara al cierre de 2019 ya que prevé que seguirá en una senda alcista con un aumento de las ventas. Pese a su fuerte expansión internacional, la matriz del Grupo, la sede de Ormaiztegi, sigue siendo la que más aporta en los resultados, ya que más del 50% de la facturación total proviene de dicho centro.

Una de las apuestas potentes de la compañía fue la de la fabricación de autocares integrales marca Irizar en la planta matriz, que ya suponen la tercera parte de su producción, «con tendencia al alza basado en el crecimiento en los mercados de exportación y en la variedad de soluciones que vamos ofreciendo tanto en autocares integrales con tecnología convencional como en tecnología híbrida cada vez más enfocada a las soluciones integrales eléctricas», como reconocía Orcasitas en la memoria anual de 2018.

El exdirector general destacaba como hitos del año pasado, además de la apertura de la planta de Aduna, la creación de dos empresas propias de distribución y postventa en EE UU y Benelux y el hecho de que se cerraran acuerdos de distribución en Suecia. Pero los planes del Grupo Irizar no pasan solo por la fabricación de autobuses y autocares y el transporte de viajeros. Así entre los proyectos de la compañía figura la entrada en el mercado de las puertas de andenes para mejorar la seguridad de los usuarios, sobre todo de metro. Un abordaje que se plantea a través de su marca catalana Masats, especialista en accesibilidad e infraestructuras.

José Manuel Orcasitas.
José Manuel Orcasitas.