CAF logra un primer trimestre de récord al llevar su cartera a los 8.522 millones de euros

Unidad del metro de Quito./
Unidad del metro de Quito.

El fabricante ferroviario beasaindarra obtiene un beneficio neto de 14,4 millones de euros, lo que supone un alza interanual del 19%

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA

El primer trimestre del año ha resultado un rosario de anuncios de adjudicaciones y contratos por parte de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que ha vivido tres meses envidiables. El grupo presidido por Andrés Arizkorreta ha evidenciado este mertes su buen arranque del ejercicio al presentar unos resultados excelentes entre enero y marzo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma ha explicado que «el intenso ritmo de contratación» vivido en este primer trimestre «sitúa la cartera de pedidos en máximos históricos». Y es que ese apartado (que otorga carga de trabajo futura y, por ende, tranquilidad a las plantas de CAF, también a la de Beasain) se ha disparado un 10% en comparación con el mismo periodo de 2018 hasta sumar 8.522 millones de euros.

Además, esa cifra no incluye proyectos ferroviario por un valor aproximado de 160 millones adjudicados y pendientes de firma como son el mantenimiento de la flota de Cercanías contratado por Renfe o el de unidades de SAR para Arabia Saudí.

Ese colchón de actividad que está por realizar supone 3,6 veces las ventas de la compañía, una ratio que al cierre del primer trimestre de 2018 estaba en un 3,3. De ese total, 7.869 millones corresponden a encargos del ámbito ferroviario, tanto en lo que se refiere a la pura fabricación como a apartados tales como el mantenimiento de unidades ya vendidas u otros negocios que completan la oferta de la compañía.

El resto –esto es, otros 636 millones de euros– son en realidad pedidos obtenidos por la filial polaca de CAF líder en Europa en autobuses eléctricos, Solaris. Los números de esta empresa –que desde el punto de vista contable solo aportó el año pasado a la matriz desde el 4 de septiembre– empiezan a ser ya destacados y evidencian que el salto al mercado de la movilidad urbana de la beasaindarra se revela como un acierto. Las previsiones manejadas en el cuartel general de CAF pasan por que Solaris fabrique este año unos 1.600 autobuses y que la aportación a las ventas globales del grupo superen los 500 millones.

En este primer trimestre, CAF ha obtenido una cifra de negocios de 636,4 millones de euros, lo que comporta un incremento sobre 2018 del 45%. Cabe decir que las ventas sin tener en cuenta Solaris fueron de 492,4 millones, con un alza interanual del 12%.

La compañía ha explicado que las claves de estas primeras cuentas del año hay que buscarlas en «la incorporación de nuevos negocios, el incremento de la actividad de las plantas europeas o la digitalización de los procesos productivos».

La firma ha resaltado que entre los principales proyectos en fabricación destacan, entre otros, las unidades de Regionales para Reino Unido, los metros para Quito y los tranvías ligeros para Maryland.