«Cuando esta empresa no tenga retos, ninguno de los tres querrá seguir aquí»

Martín Zozaya, Alberto Cogollos y Eneko San Sebastián unieron fuerzas en i2u en 2016./Juantxo Lusa
Martín Zozaya, Alberto Cogollos y Eneko San Sebastián unieron fuerzas en i2u en 2016. / Juantxo Lusa

Los fundadores de la startup i2u tienen claro que «el emprendedor debe tener ganas de crecer y pasión por el trabajo que realiza»

ION FERNÁNDEZ

Eneko San Sebastián, Alberto Cogollos y Martín Zozaya miran al futuro buscando retos. Con esta mentalidad fundaron la startup donostiarra i2u, que ofrece tecnología para mejorar la gestión del tratamiento de residuos. Han diseñado una tecnología compuesta por un hardware y un software que permite «captar y explotar los datos vinculados a los procesos de tratamiento de residuos para aportar valor».

- ¿Cuál es la ventaja que aporta su tecnología?

- Alberto Cogollos: El sector centrado en el tratamiento de residuos cuenta con dos objetivos: extraer la materia prima aprovechable y minimizar el pacto medioambiental. Nuestra tecnología facilita a las empresas que se dedican a esta actividad conseguir estos propósitos, y a la vez les permite ahorrar costes.

- Martín Zozaya: Ofrecemos una solución que permite a los clientes tomar las mejores decisiones a corto, medio y largo plazo, gracias a que dispone de datos de los propios procesos del tratamiento de residuos, así como de criterios externos, como puede ser información meteorológica.

- ¿Qué organizaciones se interesan por sus soluciones?

- A.C.: Contamos con dos tipos de clientes. Por un lado, empresas con recursos privados interesadas en ahorrar costes en su actividad, pero también comprometidas con el medioambiente. Por otro lado, están las instituciones públicas responsables de la gestión de residuos. Las administraciones tienen que llevar a cabo este trabajo de la mejor manera y en su caso siempre es desde el punto de vista medioambiental. A cada uno de ellos le ofrecemos un servicio diferente empleando la misma tecnología.

- ¿Cuáles son los retos que se planteen en este sector?

- M.Z.: El tratamiento de residuos supone un problema mundial, debido al incremento de habitantes y consumo que nos lleva a contaminar cada vez más. Esto hace que sea un sector crítico. Hay que seguir mejorando los procesos de tratamientos de residuos a partir de la introducción de tecnología que permita cubrir las necesidades que el mundo pide en este campo. Además, hay que concienciar a la población sobre esta cuestión.

- ¿Cómo trabajan con el cliente?

- E.S.S.: Tenemos como filosofía poner al cliente en el centro de la empresa. Trabajamos muy de cerca con las compañías para entender bien las necesidades del mercado y así ofrecer un producto ad hoc. Interactuar con el cliente nos permite conocer sus necesidades para darle la mejor solución, a partir de que cada una de las partes aporte al proceso todo lo que sabe.

- ¿Qué les llevó a unir fuerzas en i2u?

- A.C.: Yo estuve 20 años diseñando máquinas para el sector de la industria pesada. Esto me llevó al ámbito de los residuos y decidí crear una startup en 2011. Luego, fundé una segunda que funcionó y de la necesidad de uno de mis clientes apareció este proyecto. Para ponerla en marcha, necesitábamos encontrar un perfil técnico. Una compañera que tenía me dijo que la persona ideal para desempeñar esa función era su hermano y nos presentó a Eneko. Además, busqué una persona orientada a la gestión de la empresa y se nos unió Martín. Los tres decidimos poner en marcha esta startup.

- M.Z.: Terminé la carrera hace dos años. Me planteé si continuar con un máster o comenzar a trabajar. Opté por lo segundo y estuve un año en una empresa. Paralelamente, desarrollé inquietudes en torno al mundo del emprendizaje y le presenté a Alberto, padre de un amigo, un proyecto que tenía en mente. Esa idea no surgió, pero apareció esta oportunidad que me resultó muy interesante. Formamos un gran equipo. Alberto maneja la estrategia, Martín marca las tareas a realizar, y yo filtro las ideas y las aterrizo para ponerlas en práctica.

- E.S.S.: Yo tenía trabajo fijo en un centro de investigación de San Sebastián. Pero cuando acudieron a mí y me presentaron la idea no lo dudé. Se trataba de un proyecto interesante y enriquecedor, pero también me motivó el equipo. Formamos un grupo que nos complementamos muy bien.

- ¿Resultó complicado poner en marcha el proyecto?

- E.S.S.: Hemos tenido dificultades en el apartado de financiación. Hemos recibido alguna ayuda, pero el grueso lo hemos aportado entre los tres. Eso sí, las dificultades se compensan con el día a día, con las ganas de crecer, la ambición técnica. Si las personas están alineadas con el proyecto y la actividad, se tiene por delante un proyecto muy bonito. Produce mucha satisfacción ir a donde el cliente con una propuesta y que te diga que es lo que estaba buscando.

- Ahora, ¿qué es lo que más satisfacción les produce de haber fundado i2u?

- M.Z.: Los retos cada vez son mayores. Produce satisfacción ver cómo se desarrolla la empresa. Nos agrada contemplar los pasos que vamos dando.

- ¿Cuál es el elemento que les caracteriza a los tres?

- A.C.: Las ganas de crecer. Tenemos inquietudes y queremos tirar para adelante. No nos movemos en una zona de confort.

- ¿Tienen alguna línea roja?

- A.C.: El día que no tengamos un nivel de reto como el de hoy ninguno de nosotros querrá estar en esta empresa.

- ¿Qué cualidades debe tener un emprendedor?

- M.Z.: Indicaría dos: ganas de crecer y pasión. La evolución de la empresa viene derivada de la evolución personal de cada uno, por eso damos importancia al desarrollo individual, ya que acabará repercutiendo en la startup. Una empresa requiere de una gran involucración y sacrificio. Al final, se mezcla el trabajo con tu vida personal.

- E.S.S.: Para crear una empresa se debe tener capacidad de sufrimiento y también para levantarse cuando las cosas no funcionan.

- ¿Cómo debe ser una empresa para tener futuro?

- M.Z.: Flexibilidad. Actualmente, nos encontramos en un mundo que evoluciona muy rápido y en el que de un día para otro cambia el paradigma. Ante esto, adaptarse a los nuevos entornos es crucial. No se pueden crear organizaciones con estructuras rígidas. A esta flexibilidad hay que acompañarla con agilidad.

- A.C.: Es importante también poner énfasis en el buen hacer. Hay que cumplir la palabra que se le da al cliente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos