La 'resurrección' de dos empresas guipuzcoanas

Exterior de la empresa Irimo. /
Exterior de la empresa Irimo.

Dos iniciativas empresariales recuperarán la actividad donde se encontraban Ramón Vizcaíno e Irimo

Fernando Segura
FERNANDO SEGURA

La excelente marcha de la economía guipuzcoana -si Trump no la trunca a base de twitter- ha provocado la 'resurrección' de dos empresas guipuzcoanas. Aclaremos que se trata de una 'resurrección' metafórica, porque no es que hayan revivido, sino que los pabellones y el solar que ocupaban -los casos son distintos- volverán a albergar actividad fabril gracias a nuevas iniciativas. Por tanto, se trata de buenas noticias, porque lo que llevaba camino de convertise en ruinas industriales, volverá a albergar trabajadores y máquinas.

La histórica factoría de Ramón Vizcaíno ubicada en Oiartzun (polígono Lintzirin) será la primera en recuperar la actividad, de la mano de una nueva empresa, Biekapa Perfiladores. Esta compañía, fruto de la fusión en 2016 de las firmas Biek (Oiartzun) y Kapa (Irun), ha invertido 8 millones de euros en la compra y remodelación de la planta. En enero de 2019 la nave de 10.000 metros cuadrados producirá perfiles destinados a sectores tan diversos como la construcción (correderas, tabiques, encofrados, edificios modulares), agricultura (postes de viñedos e invernaderos), automoción, mobiliario metálico y estanterías, electrofontanería y cerámica.

La segunda empresa 'revivida' será Irimo (Urretxu), cerrada en 2001. Esta fábrica, que se dedicó a la fabricación de herramientas, llegó a tener más de 500 trabajadores a comienzos de los años ochenta del pasado siglo.

En este caso, parece que no se utilizará el pabellón de Irimo, sino que la factoría será reemplazada por otra nueva gracias a la empresa Talleres Mecánicos Tellería. Esta firma, afincada en Zumarraga desde 1986, busca con esta operación ampliar y reunificar sus instalaciones en un nuevo centro de producción. Esta compañía gestiona proyectos relacionados con el mundo del mecanizado. La empresa cubre diversos sectores, como la automoción, bienes de equipo, energético, maquinaria, petroquímica, industria naval, valvulería, ferrocarril o aeronáutica.

En resumen, estamos de enhorabuena, porque las telarañas dejarán paso a nuevos empleos y productos industriales.

Plan 'renove' para polígonos industriales

El Gobierno Vasco, tras su aprobación por parte del consejo de gobierno el pasado 30 de julio, ha publicado una nueva orden con ayudas para inversiones de dos tipos en polígonos industriales. Este plan 'renove' apoyará las actuaciones e inversiones en eficiencia energética y energías renovables, así como la ejecución de proyectos y actuaciones de reurbanización, regeneración, rehabilitación y mejora de zonas de urbanización pública y privada, que tengan lugar en polígonos industriales, parques empresariales y áreas destinadas a actividad económica ubicados en Euskadi.

Los recursos económicos dedicados a la finalidad de este programa, -4,6 millones de euros-, procederán respectivamente y en función de la actividad subvencionable de los créditos habilitados a tal efecto por el Ente Vasco de Energía (EVE) -1,5 millones-, y por la Sociedad para la Transformación Competitiva (SPRI)- 3,1 millones-. Entre las inversiones anunciadas en el presupuesto de este año se encuentran actuaciones en Gametxo-Errandonea (Irun), Egiburuberri (Errenteria), Larramendi (Bergara), Aretxabaleta y Epele (Hernani).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos