Peugeot aprueba comprar Opel a General Motors

Peugeot aprueba comprar Opel a General Motors./
Peugeot aprueba comprar Opel a General Motors.

El consejo de administración del Grupo PSA ha autorizado tal compra, para un acuerdo cuyo anuncio oficial será el próximo lunes

COLPISA / AFPMADRID

El consejo de administración del Grupo PSA, fabricante automovilístico francés que engloba a Peugeot y Citroën, ha autorizado este viernes la compra de la filial europea de General Motors (GM), que incluye las marcas Opel y Vauxhall, para un acuerdo cuyo anuncio oficial está previsto para el próximo lunes.

más información

Según han indicado este mismo viernes varias fuentes próximas a dicha operación automovilística, esta transacción convertirá al Grupo PSA en el segundo constructor europeo de automóviles por detrás de Volkswagen.

Así, tal operación se habrá cerrado menos de tres semanas después de que se revelaran las negociaciones, una señal de que "se llevaron a cabo eficazmente", han precisado estas mismas fuentes que no obstante han pedido mantenerse bajo anonimato.

La oficialización del acuerdo se producirá "el lunes por la mañana en Francia y en Alemania", según estas fuentes. PSA, que también envuelve la marca DS, había anunciado por sorpresa el 14 de febrero que ya estaba negociando la compra de Opel y Vauxhall, una división de GM en déficit crónico desde hace 16 años y que perdió otros 242 millones de euros el año pasado.

PSA acaba de publicar, en cambio, unos resultados financieros sólidos para 2016 con 2.150 millones de euros de beneficio neto, tres años después de haberse salvado de la quiebra por la entrada en su capital del Estado francés y del conglomerado industrial chino Dongfeng. Esta recuperación, lograda mediante una racionalización de las gamas y procesos industriales, y ayudada también por la reactivación del mercado europeo del automóvil desde 2013, demostró según el consejero delegado de PSA, Carlos Tavares, que su empresa posee experiencia para ayudar a Opel a "salir de la encrucijada".

Tavares ya había declarado también en otra ocasión que que quería crear con Opel, la marca distribuida en Europa Continental, y Vauxhall, bajo la cual se comercializan los mismos vehículos en el Reino Unido, un "campeón europeo" del automóvil.