Los empresarios de automoción de Gipuzkoa dibujan un escenario incierto por la falta de personal cualificado

Juan Mari López y José Luis Arrazola, secretario general y presidente de AEGA, respectivamente, este viernes en la rueda de prensa ofrecida en San Sebastián. /MIKEL MADINABEITIA
Juan Mari López y José Luis Arrazola, secretario general y presidente de AEGA, respectivamente, este viernes en la rueda de prensa ofrecida en San Sebastián. / MIKEL MADINABEITIA

Los dirigentes de AEGA se muestran críticos con el Gobierno porque el clima de incertidumbre generado tras los pronunciamientos respecto a los diésel y los combustibles fósiles ha perjudicado al sector

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

La Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa (AEGA), que agrupa a más de 400 centros de trabajo y emplea a 2.700 personas en la venta y la posventa de vehículos así como en las gasolineras y los desguaces, ha mostrado su preocupación de cara al futuro inmediato debido a dos cuestiones principales: la falta de personal cualificado y el clima de confusión generado en el sector debido a los diversos pronunciamientos del Gobierno sobre el fin de las matriculaciones de los coches diésel y los combustibles fósiles para 2040. El presidente y el secretario general de AEGA, José Luis Arrazola y Juan Mari López, respectivamente, han comparecido este viernes en una rueda de prensa en la sede de San Sebastián en la que han realizado un análisis pormenorizado del presente y el futuro de las empresas que se dedican a esta actividad, que en 2018 mejoraron su facturación un 4% respecto al año anterior. En cambio, las previsiones para 2019 apuntan en la dirección contraria, ya que los talleres del País Vasco facturarán 707,6 millones de euros -209,4 millones en Gipuzkoa-, una caída del 1,3% en comparación con el ejercicio anterior, según las previsiones de Solera, tecnológica experta en el sector automoción, recogidas en el informe 'La descarbonización de la posventa vasca'.

Sumado a este horizonte negativo, el sector dibuja un escenario incierto. Lo hace subrayando dos aspectos. El primero está relacionado con la falta de personal cualificado. Este sector, al igual que muchos otros del tejido productivo guipuzcoano, encuentra en los últimos años verdaderos problemas para contratar a gente, especialmente entre las chicas -representan sólo el 2% en los centros de formación-. Un problema que puede convertirse en drama dentro de poco tiempo, ya que el territorio deberá afrontar en pocos años un relevo generacional que en estos momentos «no existe». Desde AEGA, que han asegurado que Gipuzkoa puede acoger un 10% más de empleados, han lanzado un mensaje a los jóvenes para que se animen a trabajar en este área, «repleta de oportunidades. Todos los alumnos que acaban la Formación Profesional (FP) encuentran trabajo enseguida, pero la mayoría apuestan por las empresas grandes y desde aquí hacemos un llamamiento para que se animen a trabajar con nosotros, porque es una actividad muy bonita». Precisamente para tratar de corregir ese desequilibrio, hoy han firmado un convenio de colaboración con el centro de FP de Don Bosco para potenciar la formación del alumnado, la formación profesional dual, la formación del profesorado y la utilización de instalaciones. Además, en breve firmarán otro acuerdo idéntico con el centro de Aretxabaleta.

Según las previsiones, los talleres de Euskadi facturarán en 2019 un 1,3% menos que en el año anterior

En cuanto a los diversos pronunciamientos del Gobierno sobre el fin de los vehículos diésel para 2040, AEGA se ha mostrado muy crítico ya que dicen que ese anuncio ha generado un clima de confusión entre los fabricantes y clientes. «El sector vive una evolución paradigmática. Entendemos que el coche eléctrico ha venido para quedarse pero los plazos para su implantación nos parecen irreales. Por eso apostamos por un modelo mixto. Además, consideramos prioritario renovar el parque automovilístico -un 57,1% de los coches tienen diez o más años en Gipuzkoa frente al 62,1% estatal- y, en este sentido, alabamos el 'Eusko Renove' promovido por el Gobierno Vasco», han aseverado desde AEGA, que esta tarde celebran un encuentro en el Kursaal y que la próxima semana celebrarán su asamblea general en su sede donostiarra.

Reducción de talleres

Desde AEGA han apuntado también que el proceso de concentración en la distribución y las estaciones de servicio es un hecho totalmente consolidado. Si hace quince años había 1.200 talleres en Gipuzkoa, hoy en día sobreviven 733 y la estimación apunta a que la cifra se reduzca a 500 en una década.

Finalmente, los dirigentes de AEGA también han mostrado su opinión acerca de la saturación que viven las ITVs de Gipuzkoa: «Hace varios años ya advertimos que era un fenómeno que iba a llegar. Al tener un parque automovilístico cada vez más envejecido es lógico que los operarios tarden más tiempo en revisar los vehículos. Esperemos que la decisión del Gobierno Vasco de implantar una cuarta línea de trabajo en Bergara, además de una provisional en Zarautz, sirvan para arreglar ek problema».