Elkargi advierte que la incertidumbre «paraliza» inversiones de empresas vascas ya aprobadas

El lehendakari flaqueado por Josu Jon Imaz, Zenón Vázquez, Josu Ruiz, Pío Aguirre, Arantxa González,e Iñaki Gabilondo, al término del encuentro de Elkargi en el Palacio del Kursaal/TXETXU BERRUEZO
El lehendakari flaqueado por Josu Jon Imaz, Zenón Vázquez, Josu Ruiz, Pío Aguirre, Arantxa González,e Iñaki Gabilondo, al término del encuentro de Elkargi en el Palacio del Kursaal / TXETXU BERRUEZO

La firma, que en 2918 formalizó 252 millones en avales, subraya el peligro de la incertidumbre reinante

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA

Elkargi, la primera sociedad de garantía recíproca de España, con un 21% de cuota, celebró este miércoles en el palacio del Kursaal su día grande, con la junta general de socios y el tradicional Encuentro Empresarial, que se ha convertido en, probablemente, la cita económica más importante de Euskadi de todo el año. En ese marco, el presidente de la SGR, Josu Sánchez, presentó el balance de un 2018 más flojo que el año precedente debido a un mal cuarto trimestre y adelantó las previsiones para el presente ejercicio, que se dibujan algo más optimistas, a la luz de un buen arranque, aunque plenas de incertidumbres y de «altibajos».

Así, la organización especializada en acompañar a las pymes y a los autómos en su desempeño financiero, espera cerrar este año con entre 288 y 300 millones en avales formalizados tras rubircar operaciones por 252 millones el pasado ejercicio, un 3,4% menos.

El miércoles resultó especial para Elkargi, ya que, tras dos años y medio al frente de la organización y habiendo pilotado y consolidado la integración de la SGR con Oinarri, Pío Aguirre daba el relevo en la dirección general de la firma a Zenón Vázquez, de quien Josu Sánchez destacó su «valía y cualificación» tras reconocer a Pío Aguirre por «su trabajo, su dedicación, su esfuerzo y su generosidad» para con el proyecto.

Resultó una mañana de emociones y de mensajes profundos; como el que lanzaron Josu Sánchez y Pío Aguirre , quienes resaltaron que esos «nubarrones» que manchan el horizonte económico están, de algún modo, lastrando el ímpetu de las empresas del País Vasco.

Los números de 2018

252
millones de euros en avales formalizó el año pasado Elkargi, un 3,4% interanual menos. El 41% del total fueron destinados a proyectos de inversión, creadores de empleo y riqueza. De esta actividad se beneficiaron 1.190 empresas.
88
millones de euros fue la cantidad avalada a empresas del sector industrial, que coparon el 35% de las operaciones de la SGR, seguido de los Servicios (34% y 86 millones), el comercio (16% y 40 millones) y el sector primario, que se llevó el 2%, o cinco millones
16,81%
de solvencia es la que atesora Elkargi, que cuenta con unos recursos propios de 106 millones de euros y que 'luce' una ratio de morosidad del 7,4%

Y es que, insistió el director general de Elkargi, algo está cambiando. «La situación se presenta oscilante de manera permanente, y aunque enero y febrero han sido buenos y con actividad; marzo, algo peor; y abril ha empezado de nuevo al alza y con crecimientos interanuales, las incertidumbres están afectando a la inversión, la paralizan», aseguró.

Pío Aguirre reveló que «empieza a haber bastantes operaciones de inversión ya aprobadas que luego no se terminan de firmar». «Vemos casos en los que tengo el aval, tengo la financiación y tengo, claro, el proyecto, pero al final no se hacen», alertó el financiero. «Nuestras empresas son eminentemente exportadoras, y esas incertidumbres, esas dudas, que son exteriores y macroeconómicas más que interiores o políticas, pueden hacer que surja cierto miedo a la hora de meterse en proyectos», añadió.

Josu Sánchez lanzó otro mensaje de calado al entramado empresarial de Euskadi. Y es que el presidente de Elkargi recordó que el escenario actual de tipos de interés en mínimos en la zona euro ha de tener fecha de caducidad. Por eso pidió al corpus empresarial vasco no caer «en el espejismo financiero» de ese universo de dinero, hoy accesible y barato pero que algún día tornará en inaccesible y caro.

«Es fundamental para las empresas diversificar sus fuentes de financiación y blindar su posición», incidió Pío Aguirre, quien recordó que uno a uno pueden no ser determinantes, pero el 'Brexit', Alemania, Francia, Italia o un petróleo al alza, todos a un tiempo, pueden conformar un cóctel peligroso. «Ahí solo queda recordar que es el momento de protegerse y que Elkargi es un verdadero imán para los bancos, y un complemento ideal a su labor de financiación», subrayó.

Sánchez pide «altura de miras» y vocación de acuerdo frente a los «falsos ídolos»

En la misma línea se expresó Josu Sánchez, quien recordó la decidida voluntad de Elkargi de «mantener su independencia ante todo», mientras «colabora» con la banca. «Somos un proyecto de país diseñado y que trabaja junto a las pymes para contribuir al crecimiento», dijo.

Piedra angular

SEl presidente bajó un poco más al terreno político más próximo y reconoció la preocupación en el seno de Elkargi (conformado, en realidad, por más de 15.000 empresas) por ciertos mensajes, cuando estamos a las puertas de una sucesión de elecciones. «Estamos muy pendientes de los resultados de los próximos comicios, porque como empresarios somos conscientes de que afectarán a nuestros proyectos empresariales; y tampoco podemos ocultar cierta preocupación tanto por los ataques como por las rocambolescas propuestas que se están produciendo sobre el Concierto Económico, el Cupo y el Estatuto», apuntó. «El Concierto es la priedra angular sobre la que descansa el autogobierno vasco, el soporte para construir la prosperidad actual y futura de Euskadi, la base del bienestar ciudadano y un gran valor para todos», afirmó.

Al tiempo, Josu Sánchez se mostró partidario de «reinventar Europa» como receta para superar brechas como el 'Brexit', apoyándose en «la eficiciencia, la transparencia y la solidaridad». El presidente de Elkargi reclamó vocación por el acuerdo y-en términos generales- más «altura de miras» para hacer «que primen la ética y el bien común sobre cualquier otro modelo sustentado en falsos ídolos».

El encuentro se cerró con un emotivo homenaje a Pío Aguirre, quien recibió la insignia de oro de Elkargi de manos de Josu Sánchez. Dos empleados de la entidad le entregaron una caricatura enmarcada en la que, como no podía ser menos, resaltaba su gran mostacho.

Más información