La economía creció dos décimas menos de lo estimado en 2018

Fábrica de coches en Madrid. /R. C.
Fábrica de coches en Madrid. / R. C.

El INE rebaja el alza del PIB al 2,4% por la menor aportación del consumo de los hogares, que se redujo finalmente en cinco décimas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Instituto Nacional de Estadística ha corregido sus propias estimaciones con respecto a la evolución de la economía en 2018. Y lo ha hecho a la baja, confirmando la desaceleración de la actividad, que ya se constata con mayor profundidad en este ejercicio y se prevé aún más profunda en 2020. Cuando se creía que el Producto Interior Bruto (PIB) había aumentado un 2,6% el año pasado, finalmente lo ha hecho un 2,4%, esto es, dos décimas menos. En general, se produce menos y se gasta menos.

Para este año, el Banco de España había elevado dos décimas, hasta el 2,4% después de que en el primer semestre la evolución de la economía haya sido mejor a la esperada y tras constatar que el deterioro exterior no frenará su avance, aunque persiste ese riesgo. En la actualización de sus proyecciones macroeconómicas, mantiene que el crecimiento de la economía se desacelerará al 1,9% en 2020 y al 1,7% en 2021. Sin embargo, estas cifras quedarán previsiblemente desactualizadas al revisarse el alza del PIB a la baja en 2018.

La mayor parte de la responsabilidad de ese descenso final con respecto a los cálculos iniciales procede del comportamiento del consumo doméstico. Esto es, de lo que gastan los hogares, uno de los motores históricos de la economía, y el pilar del crecimiento en los últimos años de recuperación. En concreto, el gasto en consumo final se situó en 2018 en el 1,8% frente al del ejercicio anterior. Son cinco décimas menos de PIB con respecto a lo inicialmente previsto por el INE, cuya estimación indicaba un alza del 2,3% de esta variable.

Pero no solo las familias han gastado menos de lo calculado. También han retraído su cartera el conjunto de las Administraciones Públicas, cuyo gaso subió un 1,9%, dos décimas menos de lo que se pensaba (2,1%). El 2018 fue un ejercicio particular, marcado por el cambio de Gobierno tras la moción de censura de finales de mayo y la aplicación de unos Presupuestos del Estado que aún hoy siguen en vigor tras la prórroga del mes de febrero, cuando no salió adelante el proyecto de cuentas públicas para este ejercicio. También se ha revisado a la baja el gasto público, desde el 2,1% al 1,9%. En cambio, la inversión creció cinco décimas más de lo publicado, desde el 5,6% al 6,1%.

Otra partida que impacta directamente en la evolución económica son las exportaciones, claves para entender la salida de la crisis. Las ventas al exterior de bienes y servicios de las empresas españolas se incrementaron un 2,2% con respecto a 2017, una décima menos de lo estimado inicialmente por las autoridades estadísticas. Además, las importaciones también crecieron menos (3,3% frente a 3,5%) de lo calculado a principios de este año por el INE.

En el caso del empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, en 2018 creció un 2,5%, tasa similar a la estimada el pasado mes de marzo. En otros ejercicios, como el 2016, el efecto de la revisión es negativo, contabilizándose en torno a unos 80.000 empleos menos de los calculados previamente.

Como resultado de esta revisión, el conjunto de la riqueza económica nacional se situó en los 1,2 billones de euros. Por eso, en principio, volverá aumentar el ratio de deuda pública sobre PIB desde el 97,1% hasta el 97,6%. A finales de mes, el Banco de España actualizará sus registros oficiales.

No es, ni mucho menos, la primera vez que el INE rebaja sus propias cifras. En 2016, el crecimiento del PIB se ha revisado dos décimas a la baja, hasta el 3%, mientras que en 2017 se ha rebajado una décima, desde el 3% al 2,9%. En cambio, el crecimiento de la economía española de 2015 fue dos décimas superior al estimado (3,8% frente a 3,6%). Las tasas anuales del PIB empeoran entre una y dos décimas en 2018, 2017, 2016, 2012, 2011, 2009, 2008, 2007, 2006, 2004, 2003, 2002, 2001 y 2000. Por el contrario, mejoran en 2015, 2013 (desde el -1,7% a -1,4%), 2010 y 1998, y se mantienen sin cambios en 2014, 2005, 1999, 1997, y 1996.