La empresa vizcaína Solarpack debuta en bolsa con una subida superior al 12 %

La empresa vizcaína ha debutado este miércoles en bolsa. /Solarpack
La empresa vizcaína ha debutado este miércoles en bolsa. / Solarpack

La empresa Solarpack se dedica a la construcción y gestión de parques fotovoltaicos

AGENCIAS

La empresa vizcaína Solarpack, dedicada a la construcción y gestión de parques fotovoltaicos, ha debutado este miércoles en bolsa con una subida del 12,28 % respecto a su precio de salida, porcentaje que ha llegado a superar el 15 %, aunque a las 13.00 horas la revalorización se quedaba en el 7,47 %.

Al comenzar a cotizar a mediodía, las acciones de Solarpack han marcado un precio de 9,32 euros, más de un euro por encima de los 8,3 euros fijados para su debut en el parqué.

El precio de salida estaba en el rango bajo de la horquilla establecida cuando se anunció la colocación, que iba de 8 a 10,3 euros por título.

Solarpack, una joven empresa de 13 años, ha sacado a bolsa acciones por 100 millones de euros, ampliables a 110 millones, lo que supone el 36,7 por ciento del capital, que seguirá controlado por los fundadores y directivos de la compañía, que también han invertido 5 millones en esta salida al mercado.

Las nuevas acciones han sido suscritas, según han explicado en rueda de prensa en Bilbao los máximos responsables de Solarpack, por fondos españoles y europeos con vocación de permanencia a largo plazo y de forma «muy repartida», sin ningún inversor «preponderante».

Con este capital Solarpack financiará la construcción y gestión de los 510 megavatios (MW) que tiene en cartera, que supondrán una inversión total de unos 300 millones de euros, de los cuales la empresa vizcaína aportará unos 200 para los parques que ella misma explotará y los otros cien millones son de clientes para los que construye los parque fotovoltaicos en la modalidad llave en mano.

El presidente y el consejero delegado, José Galíndez y Pablo Burgos, respectivamente, han explicado que la compañía no repartirá dividendos hasta no alcanzar una capacidad propia de generación de electricidad de 1 gigavatio(GW), lo que esperan conseguir en un plazo de unos 3 a 5 años.

«Entonces tendremos capacidad para financiar el crecimiento y un cierto reparto de dividendos», ha comentado Galíndez, aunque ha matizado que es «difícil prever los dividendos» que repartirán.

Ha asegurado que Solarpack mantendrá su filosofía de «crecimiento rentable» y ha explicado que cada parque fotovoltaico lo han construido con una financiación bancaria del 75/80 por ciento y un 25/30 por ciento de recursos propios.

Los 510 MW que tienen en la cartera de pedidos, de los que 211 son España y 100 de ellos adjudicados en subasta a la propia Solarpack, supondrán la instalación de unos 1,5 millones de paneles solares de tamaño estándar.

Según sus responsables, Solarpack ha sido rentable desde su fundación en 2005 y en los últimos tres años ha tenido un beneficio neto acumulado de 28 millones de euros.

En estos trece años, la empresa ha instalado 529 MW en 10 países (España, Estados Unidos, Colombia, Perú, Chile, Uruguay, Sudáfrica, India, Malasia y Vietnam), de los cuales explota, junto a socios locales, 11 plantas con 262 MW en España, Chile, Perú e India.

La empresa cuenta con 127 empleados y además de explotar sus propias plantas fotovoltaicas también las construye o gestiona para terceros.

La salida a Bolsa tiene como principal objetivo «financiar el crecimiento» de la empresa, que hasta ahora se ha hecho en base a la reinversión del beneficio y la rotación de activos.

Galíndez ha asegurado que la fotovoltaica está por debajo del precio medio del mercado mayorista y que incluso se ha convertido en la energía «más barata», por lo que tiene «un mercado cada vez mayor», incluso en los mercados energéticos maduros como el europeo por la necesidad de sustituir a las energías fósiles.

 

Fotos

Vídeos