Corporación Financiera Alba se mantiene «a la expectativa»

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

Al repasar la lista de los accionistas de referencia de Euskaltel es inevitable fijar la vista en Corporación Alba, el brazo inversor de Banca March, que en los nueve primeros meses de este año ha presentado unos resultados menos 'lustrosos' que los de 2017 por la ausencia de algunos atípicos que sí se dieron entonces.

Consultadas por este diario, fuentes oficiales de la compañía (en la que algunos han querido ver un eventual aliado de Zegona) recuerdan que «somos un inversor financiero a largo plazo e independiente». «Alba no tiene ningún compromiso ni ningún acuerdo con nadie, somos meros sujetos pasivos en esta operación y estamos a la expectativa», resaltan. Dicho esto, y como no podía ser de otro modo dado ese perfil financiero, las mismas fuentes lanzan dos interesantes mensajes. Por un lado, el de que «seguimos confiando en esta compañía», en alusión a la teleco vasca de la que controla un 10%. Y, al tiempo, que verían «con buenos ojos cualquier propuesta razonable que posibilitara la revalorización de la acción».

El problema es que Zegona no ha concretado demasiado sobre sus intenciones, más allá de algún grandilocuente y muy sonoro anuncio. Y es que el fondo tan solo ha explicitado lo poco que le gusta la gestión de Euskaltel.

 

Fotos

Vídeos