El CRL constata «cierta recuperación» en la negociación colectiva vasca

Su informe sociolaboral admite un aumento de la contratación indenifida, pero sigue advirtiendo que el empleo no se recupera al ritmo del crecimiento económico

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

La negociación colectiva avanzó en Euskadi en 2017 en mayor medida que en otros ejercicios. Así lo advierte el informe sociolaboral correspondiente al pasado curso presentado esta mañana por el Consejo de Relaciones Laborales (CRL). Al finalizar 2017, el 39,2% de la población trabajadora tenía su convenio vigente, 16,2 puntos porcentuales más que al principio del año, según apunta el informe, «lo que denota una cierta recuperación de la negociación».

El porcentaje de los trabajadores con convenios prorrogados y pendientes de renovar cayó 14,7 puntos, situándose en el 41,5%, y el de las personas que no tienen cobertura por haber decaído sus convenios disminuye ligeramente y se quedó en el 19,3% al finalizar el año, aunque en los 6 primeros meses de 2018 se han recuperado algunos convenios decaídos, descendiendo en 5 puntos porcentuales el colectivo de personas sin convenio. Por tanto, la mejora, como constata el CRL, continúa.

Al finalizar el pasado año, 305.349 personas tenían la cobertura de un convenio, vigente o prorrogado, negociado en la CAV, 2.394 más que al cierre del año anterior. Por su parte, las personas cubiertas por un convenio de ámbito estatal aumentaron hasta 157.155, al sumarse 8.122 trabajadores respecto a finales de 2016. La cobertura de los convenios sectoriales alcanza al 57,4% de las personas, lo que supone que 143.221 trabajadores han perdido la cobertura sectorial desde 2012. Esta pérdida no se ha visto compensada por el incremento de 3 puntos porcentuales de los convenios de empresa, ya que estos sólo dan cobertura a 11.763 trabajadores más que en 2012. El CRL detalla que «los convenios de empresa apenas son alternativa a la pérdida de cobertura sectorial».

Empleo y salarios

Desde el órgano que preside Tomás Arrieta, se sigue advirtiendo que el empleo se está recuperando a un ritmo inferior al de la economía. Aunque desde 2014 la afiliación a la Seguridad Social y el PIB han tenido datos positivos, al finalizar 2017 la tasa de desempleo, - 11,3%- , se situaba en niveles de 2012, muy lejos aún del 3,8 % de 2008.

Sin embargo, hay datos que invitan al optimismo. Entre ellos el referente al repunte en la contratación indefinida. En 2017, los contratos indefinidos crecieron un 11,9% mientras que los temporales lo hicieron un 2,8%. De los 78.828 contratos indefinidos que se firmaron, 25.111 correspondieron a conversiones en indefinidos de contratos originalmente temporales. A pesar de ello, la tasa de temporalidad se sitúa en el 28,5% al finalizar el año. La tendencia se mantiene en la comparación interanual del primer semestre de 2018, que muestra un incremento de los contratos indefinidos del 21,8%.

Por lo que se refiere a la duración media de los contratos temporales en 2017, el 32,9% fueron de duración indeterminada y el 35,7% se firmaron por un periodo inferior a 7 días, datos que no suponen apenas variación respecto al año anterior.

En lo que a salarios se refiere, el CRL constata que los convenios vigentes en 2017 recogen unas subidas salariales del 1,48% en los firmados en la CAV y del 1,43% en los de ámbito estatal. En el año en curso y hasta final de mayo, los convenios han recogido incrementos del 2,09%.

El envejecimiento

El CRL también alerta del desafío que supondrá en los próximos años el envejecimiento de la población en Euskadi. Desde 2008 a 2017 las personas con más de 65 años han aumentado en 72.424 hasta alcanzar la cifra de 471.640 y el grupo entre 20 y 64 años ha disminuido en 82.190 personas, agrupando ahora a 1.305.010 personas. Las proyecciones señalan que la población potencialmente activa caerá 10 puntos porcentuales entre 2000 y 2030, situándose al final del periodo en el 55,2% de la población en general

 

Fotos

Vídeos