El cibercentro guipuzcoano ultima la contratación de su director general

Los responsables del organismo, que acelera las obras en su sede de Zuatzu y su registro como fundación, prevén que arranque en verano

J. D. A. SAN SEBASTIÁN.

El Centro Avanzado de Seguridad Industrial (ZIUR), con sede en el parque empresarial donostiarra de Zuatzu, pisa el acelerador. De hecho, según ha podido saber DV de fuentes próximas a la institución, está a punto de anunciar la contratación de al menos dos de las personas clave con que contará: el director general y el director técnico. La plantilla total no será muy amplia; de hecho, está estimada en unas cinco personas.

Con la ayuda de la consultora ieTeam, la Diputación Foral y el Ayuntamiento han realizado un severo escrutinio del mercado. No es un perfil sencillo de encontrar, ya que el ZIUR buscaba, en el primero de los casos, a un profesional con formación en Ingeniería Superior, Ingeniería Informática o Telecomunicaciones con al menos cinco años de experiencia en el sector de la ciberseguridad, así como en el de la gestión empresarial, con un nivel fluido de euskera e inglés. Con unos requisitos similares en el caso del puesto más técnico, en este segundo caso se buscaba a alguien con «conocimientos muy específicos» en, por ejemplo, seguridad en instalaciones industriales, amenazas a esa seguridad o evaluación del riesgo.

Según las mismas fuentes, «el proceso de selección está muy avanzado», con lo que, quizás, a lo largo del congreso Industrisec'18 se pueda conocer el nombre de los elegidos. Hasta el ZIUR se han acercado profesionales tanto residentes en Euskadi como otros que en la actualidad trabajan en el ámbito de la ciberseguridad en el extranjero.

Junto a la búsqued del personal adecuado, el Centro Avanzado de Seguridad Industrial debe todavía avanzar en el aspecto jurírico.

La entidad tomará la forma de una fundación (fórmula que suele resultar muy práctica para la colaboración público-privada de organismos sometidos a legislación pública). Un paso que, a esta fecha, aún no se ha dado. Eso sí, los técnicos trabajan a destajo en los estatutos y en todos los detalles procedimentales.

Las oficinas, que cuentan con una superficie de 250 metros cuadrados, por su parte, están adecuándose a las necesidades tecnológicas y, por supuesto, de seguridad informática que requiere el centro. Según el departamento de Promoción Económica de la Diputación, «antes del verano, podrá estar operativo».

El Gobierno Foral recuerda que el ZIUR «nace con vocación de reforzar las capacidades del territorio y con el objetivo de, entre otras cosas, certificar la producción de nuestro tejido como cibersegura».

 

Fotos

Vídeos