ELA es la central que más crece en las elecciones sindicales

Concentración de trabajadores de residencias. /Mikel Fraile
Concentración de trabajadores de residencias. / Mikel Fraile

Alcanza el 41,04% de representación en 2018, superando en más de un punto las cifras de hace cuatro años

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN

ELA ha podido sacar pecho esta mañana, ya que los resultados del primer tramo del periodo concentrado de las elecciones sindicales confirma su amplia mayoría entre la clase trabajadora vasca. Los datos oficiales al cierre de 2018 le dan el 41,04% de la representación total en la CAV, un 1,21% más que a finales de 2014 (39,88%), lo que supone un avance de más de un punto. De esta forma, ELA es el sindicato que más ha crecido en estos cuatro años. ELA avanza en todos los territorios: Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Además, el crecimiento de ELA se da en las tres federaciones (Industria eta Eraikuntza, Zerbitzuak y Gizalan), según ha destacado esta mañana la central. Sus responsables han subrayado que «una vez más, las trabajadoras y trabajadores han apostado de manera masiva por apoyar las candidaturas de ELA».

LAB también logra un avance significativo al pasar del 18,34% al 19,04%, con lo que se consolida en el segundo puesto que arrebató hace algo más de un año a CC OO. La central liderada por Loli García baja del 19,23% al 18,58%, y UGT también retroce con un 10,68% frente al 11,69% que tenía a finales de 2014.

ELA ha destacado además, que el 38,66% de los delegados y delegadas de ELA en el País Vasco y Navarra son mujeres; en la CAPV, el 39,48%, y en Navarra, el 34,18%, «un peso importante en el conjunto de la representación, lo que respalda y consolida el trabajo del sindicato por una verdadera equidad de género y la lucha contra la brecha salarial».

La central entiende estos resultados como un «impulso a un proyecto de clase y nacional que busca una sociedad más justa enfrentándose a las políticas neoliberales, el trabajo organizativo para eliminar la precariedad y el impulso al soberanismo desde la izquierda».

Sus responsables no han dejado pasar la ocasión para criticar la Mesa de Diálogo Social que arrancó ayer una nueva fase tras la institucionalización de dicho foro tripartito. Así, han indicado que mientras la clase trabajadora vasca apuesta de forma mayoritaria por un modelo sindical de contrapoder, el Gobierno Vasco se apoya en los sindicatos que peores resultados obtienen (CC OO y UGT) «para imponer su antidemocrática Mesa de Diálogo Social». Han recordado que CC OO y UGT no representa ni al 30%. «Una vez más, el Gobierno de Urkullu opta por impulsar políticas contra los intereses de la clase trabajadora. El Gobierno Vasco no puede esconder la realidad para neutralizar lo que no le gusta: la calidad democrática de cualquier gobierno se mide precisamente por cómo trata a quienes se oponen a sus políticas».

Finalmente, ELA ha agradecido a las miles de personas que le han otorgado su voto y su confianza, al tiempo que valora de forma pública el trabajo de los militantes de ELA para que estos históricos resultados hayan sido posibles. La central se reafirma en su determinación de seguir fielmente el eslogan 'Zurekin goaz. Con todas nuestras fuerzas', para «impulsar y acompañar las luchas de trabajadoras y trabajadores por mejorar sus condiciones de vida».