La carta de Báñez con el 0,25% encendió la mecha

Aquellas primeras protestas que se remontan a mediados de enero de 2018 comenzaron reuniendo a unos cientos de pensionistas, después fueron miles y finalmente se contaban por decenas de miles en las ocho grandes convocatorias que se han llevado a cabo en estos doce meses. El detonante de esta marea gris que se ha ido extendiendo como una mancha de aceite fue la carta enviada por la entonces ministra de Trabajo Fátima Báñez en la que recordaba a los más de ocho millones de pensionistas españoles que su prestación se iba a revalorizar en dicho año un 0,25% conforme a lo que marcaba la ley. Aquello fue como una bofetada que despertó a un sector de la población que hasta entonces se había resignado a ver cómo su prestación cada vez daba para comprar menos. Pero se levantó y sigue en pie.

 

Fotos

Vídeos