La brecha salarial de género es cuatro veces mayor en el empleo fijo que en el temporal

Una trabajadora industrial, sector en el que se da la mayor brecha salarial por hora de trabajo. / R. RUIZGráfico
Una trabajadora industrial, sector en el que se da la mayor brecha salarial por hora de trabajo. / R. RUIZ

Supone el 16% entre los trabajos estables, frente al 4,2% de los de duración determinada | La diferencia de sueldo por hora trabajada entre hombres y mujeres vascas es mayor en la industria que en los servicios, sector que ha tenido una mejor evolución desde 2009

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN

Reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha convertido en uno de los principales retos de las instituciones y agentes sociales. El Gobierno Vasco ha aprobado recientemente un plan para disminuir dicha diferencia en los sueldos, que ha estado coordinado por Emakunde. Con un presupuesto de 283 millones engloba sesenta medidas que persiguen situar al País Vasco en 2030 en cabeza de los países europeos con menor distancia retributiva. En concreto, prevé situarlo entre los cinco primeros con menor brecha salarial. En estos momentos ocupa el puesto número quince.

El diagnóstico que realiza dicho plan, basado en los datos de la Encuesta de Costes Laborales del INE de 2016, es revelador, ya que las mujeres vascas cobran de media 7.537 euros menos que los hombres, lo que supone una brecha del 24,4%. Y es que ellos perciben 31.000 euros frente a los 23.428 que ingresan las féminas. Esta brecha se ha agrandado 2,3 puntos desde 2009, año en el que la diferencia salarial era de 6.387 euros.

Pero el dato más objetivo es el que mide el sueldo por hora trabajada, ya que en el salario anual incide, entre otras cosas, el hecho de que la parcialidad afecta en mayor medida a las mujeres. Así, la ganancia por hora normal de trabajo es un 14,3% inferior en el caso de féminas que entre los hombres. Ellas cobraron 16,6 euros por hora trabajada en 2016, mientras que ellos percibieron 19,37 euros. Esa brecha se ha reducido en 3,3 puntos desde 2009.

En este caso la situación de Euskadi es también menos desfavorable que la media española y que la europea, donde la brecha es del 14,7% y el 16,2%, respectivamente. Esta mejor posición deja un dato curioso y es que las mujeres vascas cobran por hora trabajada más que la media de los hombres del conjunto del Estado. En concreto perciben 16,6 euros frente a los 15,94 de ellos. Una cuestión que se explica por el hecho de que los sueldos del País Vasco son los más elevados junto con los de la Comunidad de Madrid y por lo tanto superiores a la media estatal.

Pero más allá de estos datos globales, hay aspectos del informe que resultan muy llamativos, como el hecho de que la brecha salarial es superior en Euskadi en los contratos indefinidos en relación a los temporales. Una realidad que se produce tanto en la ganancia media anual como por hora trabajada. Así, en el salario anual la diferencia es del 25,1% en los contratos estables frente al 18,3% de los de duración determinada. Y es que las mujeres con un contrato indefinido perciben 24.573 euros en contraste con los 33.130 de los hombres. Una diferencia de 9.558 euros. En los temporales, la distancia remunerativa baja al 18,3%, lo que supone 4.865 euros de diferencia.

Pero si nos fijamos en la diferencia por hora trabajada, la brecha de los indefinidos cuadruplica a la de los contratos temporales, ya que en los primeros es del 16% y en los segundos del 4,2%. (Ver gráfico adjunto). También resulta revelador que mientras en la ganancia por hora trabajada la brecha salarial se ha reducido desde 2009 tanto en los contratos indefinidos como en los temporales, si nos fijamos en el salario anual se ha agrandado en mayor medida entre los de duración determinada que en los contratos estables.

Diferencias sectoriales

Si se analizan los datos del estudio atendiendo a la hora normal de trabajo en función de los sectores de actividad, la mayor brecha salarial por hora se detecta en la industria (15,3%), seguida del sector servicios (12,8%). Las cifras para la construcción reflejan una situación favorable para las mujeres del 4,2%, aunque en este caso el estudio revela que la representatividad de la muestra es pequeña, lo que supone que los datos pueden estar sujetos a una gran variabilidad.

En lo que respecta a la ganancia anual, la mayor diferencia se produce en el sector servicios (6.763 euros), seguido de la industria (5.994 euros) y a mayor distancia se sitúa la construcción (2.779 euros). Eso sí, desde 2009 se ha reducido en los servicios mientras que ha aumentado ligeramente en la construcción.

Desde el punto de vista de los niveles de ocupación, se constata, por su parte, la existencia de una mayor brecha salarial en las ocupaciones que cuentan con menor cualificación, sobre todo en la ganancia media anual, que llega al 41,1% (10.585 euros), habiendo aumentado además en un punto desde 2009.

En las ocupaciones de mayor cualificación la diferencia salarial es menor, del 17,5% (7.144 euros) en la ganancia anual. En este caso se ha reeducido en los últimos siete años. Y en lo que respecta al salario por hora trabajada, la encuesta detecta que la brecha es del 10,7%.

Por edades, la mayor diferencia salarial se produce entre los trabajadores más experimentados. Es decir, en aquellos que tienen entre 45 y 54 años, franja en la que la distancia en el salario anual es de 9.013 euros (26,8%). La brecha disminuye ligeramente en los tramos de 35 a 44 años y de más de 55 años, y se reduce hasta el 16,7% para los más jóvenes, entre 25 y 34 años.

 

Fotos

Vídeos