La retirada de efectivo sube por cuarto año consecutivo

J. M. CAMARERO MADRID.

No solo hay más cajeros que hace cuatro años por toda España, sino que, además, su uso se ha intensificado en cuanto a la retirada de efectivo, la operativa tradicional ligada a estos terminales. En concreto, durante 2017 los titulares de tarjetas realizaron 933,5 millones de operaciones, lo que supone un crecimiento del 1% con respecto al ejercicio anterior, según los últimos datos del Banco de España.

El auge en el uso de los cajeros ha seguido estable desde 2014, con un crecimiento acumulado desde ese año del 3,6%. Lo ha hecho después de cinco años en los que los ciudadanos dejaron de usar los cajeros como consecuencia de la crisis. Porque entre 2009 y 2013 el número de operaciones registradas cayó un 12% desde los máximos del 'boom' económico.

Al mismo tiempo, los importes que se han retirado de esos terminales también han aumentado, al ritmo que ha ido avanzando la recuperación económica. Las familias disponen de más renta disponible y esa realidad se nota en los importes retirados. Durante 2017 esta cuantía ascendió a 122.473 millones de euros, un 3,5% más que en el ejercicio anterior, y hasta un 12% más que cinco años antes, según los registros del supervisor.

La media, por tanto, se situó en los 131 euros extraídos cada vez que se utilizaron los cajeros de las diferentes redes. Esta cuantía es diez euros superior a la que se sacaba de los cajeros cinco años antes, cuando se contabilizaban unos 121 euros, un registro que también demuestra un mayor dinamismo en las economías domésticas de los españoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos