Bankia despedirá al 15% de la plantilla tras integrar a BMN

Vista exterior de la sede de Bankia, en Madrid. / AFP

Plantea la salida de 2.500 empleados de los que la mitad serán de sucursales en los territorios donde más choquen ambas marcas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Bankia ya ha presentado a los sindicatos sus planes de recorte de plantilla para cuando finalice la absorción de Banco Mare Nostrum (BMN), en una reestructuración que afectará finalmente hasta un máximo de 2.510 trabajadores. El drenaje representa casi un 15% de los 17.700 empleados con los que cuentan conjuntamente tanto Bankia (13.472 hasta septiembre) como BMN (unos 4.300).

Se trata de una reducción de personal mayor de la inicialmente estimada en poco más de 2.000 trabajadores. Hace apenas un mes, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmaba que el grupo aúno «no había llegado a esos análisis», para referirse al ajuste de plantilla tras la fusión. De hecho, desde que se anunció la integración el pasado mes de marzo, Goirigolzarri no ha querido pronunciarse sobre el impacto de estos recortes, limitándose a anticipar que la integración tendría «sentido industrial» y también financiero.

Las salidas planteadas en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ahora se tiene que negociar afectarán a todas las unidades, aunque los más afectados serán los empleados de las oficinas, donde corresponderían unos 1.118 despidos. En el caso de los servicios centrales centrales serían 817 empleados los afectados, a los que habría que añadir 375 que se encuentran en excedencia voluntaria por la aplicación de otros ERE anteriores y 200 puestos que se recortarían por los efectos de la digitalización. La intención es que la mayor parte de las salidas sean de carácter voluntario.

Aunque se espera que sea en febrero cuando puedan alcanzar un acuerdo con la entidad, los representantes de los trabajadores estiman ya que la mayor parte de los recortes de empleo se materialicen en aquellas regiones en las que Bankia y BMN tienen más duplicidad de oficinas, como Murcia, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Madrid. Por ejemplo, la posición de BMN es mayoritaria en provincias como Granada, donde tiene 150 oficinas por seis de Bankia; en Murcia, con 161 sucursales frente a siete; o Palma de Mallorca (159 frente a 22). En el caso contrario, Bankia domina el mercado madrileño con 715 oficinas con respecto a las 14 de BMN; o Valencia (267 frente a 20).

A partir de los 55 años

Los planes de la entidad pasan por ofrecer prejubilaciones a partir de los 55 años o movilidad geográfica para quienes se encuentren por debajo de esa edad. Bankia había previsto que el coste de esta reestructuración sería de 344 millones de euros, en una fusión que generaría unas sinergias de 155 millones.

En el ERE de 2013, que afectó a 4.500 personas, los mayores de 54 años podían acceder a la salidas voluntarias. Casi el 40% de las bajas que se formalizaron correspondieron a este grupo de trabajadores, quienes recibieron un 60% de su sueldo con un importe máximo de 350.000 euros. Para el resto de empleados afectados por el ERE, se les aplicó una indemnización equivalente a 30 días por año trabajado y un máximo de 22 mensualidades frente a la propuesta inicial de despidos a 22 días por año con un tope de 14 meses.

Con estas cartas sobre la mesa, la negociación entre Bankia y los sindicatos comenzará a la vuelta de la Navidad, una vez que concluya el periodo de consultas previas característico de estas conversaciones laborales, para después llegar al acuerdo definitivo. Será así después de que el pasado día 15 la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobara la fusión de las entidades sin limitaciones. Ahora se encuentran a la espera de la autorización del Banco Central Europeo (BCE) y del aval definitivo del Ministerio de Economía, un proceso que estiman finalizar en las próximas semanas para después proceder al ajuste laboral.

Temas

Bankia
 

Fotos

Vídeos