Álava, el territorio más afectado

El ajuste de la red bancaria no ha sido homogéneo dentro del País Vasco. Álava ha sido con diferencia el territorio más afectado, con un recorte de oficinas del 40%. No muy lejos se sitúa Bizkaia, con la desaparición del 35% de las sucursales, mientras que Gipuzkoa sale bastante mejor parada de la quema, ya que en su caso el porcentaje se queda en el 23%.

En términos absolutos, de las calles alavesas se han evaporado 140 oficinas bancarias hasta quedar en la actualidad en algo más de 200. Por su parte, del millar que se contabilizaban en Bizkaia en 2008, antes del estallido de la crisis, se han reducido a algo menos de 700, con lo que se han cerrado 365. Mientras, en Gipuzkoa subsisten 465 sucursales después de que hayan bajado la persiana 140.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos