La Autoridad Fiscal recorta al 0,6% el crecimiento en el tercer trimestre

El organismo constata una desaceleración y corrige la evolución del PIB que sitúa en unas tasas interanuales del 2,6% para los dos próximos trimestres

V. A. MADRID.

Las trompetas lúgubres que han comenzado a oírse en la lejanía anunciando una ralentización de la economía española van elevando su eco. Ayer otro organismo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), auguró una «ligera desaceleración» en el tercer trimestre, y corrigió su previsión de alza del PIB entre julio y septiembre, que deja en el 0,6% a nivel trimestral, con una subida interanual estimada del 2,6%.

El organismo actualiza su termómetro en tiempo real de la evolución de la economía española, que se elabora a partir de las previsiones del crecimiento del PIB por el modelo 'Mipred' y refleja que la información coyuntural conocida hasta el momento referente al tercer trimestre de 2018 da señales de una «ligera desaceleración» del crecimiento de la economía en relación a la estimación inicial. En concreto, los indicadores coyunturales observados en el último periodo analizado (entre el 31 de julio y el 8 de agosto) -y tras los últimos datos de Índice de Producción Industrial (IPI) de junio- muestran un saldo acumulado de sorpresas negativas.

De acuerdo con la última actualización , las exportaciones crecerán un 0,4% en el tercer trimestre, las importaciones un 0,8% y la cifra de ocupados se elevará un 0,7%.

Además, la previsión de crecimiento del PIB se sitúa en unas tasas interanuales del 2,6% para los dos próximos trimestres. Así, la aportación de la demanda nacional será de 2,9 puntos en el tercer trimestre, mientras que la externa restará tres décimas al crecimiento. El número de ocupados se elevará un 2,8% en términos EPA entre julio y septiembre.

Las últimas proyecciones económicas del Gobierno estiman un alza del 2,7% del PIB para este año.

El termómetro en tiempo real de la AIReF ofrece una medida sintética de las 'sorpresas' registradas en los principales indicadores de coyuntura económica, que permite identificar tendencias en la evolución de la economía española.

La nueva previsión económica corrige a la baja el pronóstico del pasado viernes cuando el organismo auguró un alza trimestral del 0,7% en el tercer y el cuarto trimestre. La estimación se produjo tras conocerse los últimos datos de afiliación de trabajadores a la Seguridad Social, que superó los 19 millones de ocupados, la mejor cifra de los últimos diez años, así como la última información de consumo de energía eléctrica de julio y financiación a empresas y familias del mismo mes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos