Los astilleros vascos suman hasta junio la misma cifra de contratos que en todo 2017

Representantes del sector naval en Euskadi, del Foro Marítimo Vasco y Adimde, junto a Urkullu y Tapia, ayer en la terraza del Aquarium./ LUSA
Representantes del sector naval en Euskadi, del Foro Marítimo Vasco y Adimde, junto a Urkullu y Tapia, ayer en la terraza del Aquarium. / LUSA

La preocupación sigue centrada en el futuro de La Naval, para la que el Gobierno Vasco reclama «tiempo para buscar una solución definitiva». Las gradas de tamaño medio suman seis pedidos y sostienen un sector «optimista»

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Es complicado para un sector como el naval en Euskadi encontrar un momento de estabilidad y crecimiento general y consolidado en las últimas tres décadas. Quizá entre los ejercicios 2006 y 2008 se vivieron los momentos de bonanza más pronlongados, que como confirma el propio clúster «no se volverán a repetir». El ejercicio 2018 va camino de convertirse en otro laberinto de luces y sombras. Las mejores sensaciones las dejan los astilleros medianos, pero la mancha del concurso de acreedores de La Naval, la grada madre, alcanza y preocupa a todo el sector. Eso sí, Zamakona, Balenciaga y Murueta no se quieren distraer y están perfilando un futuro a corto y medio plazo «optimista» con la firma de hasta seis nuevos pedidos entre abril y junio de este año. Media docena de nuevos contratos que, a falta de medio año para cerrar el curso, ya igualan la entrada de pedidos de 2017.

«Pese a la cancelación de dos contratos de La Naval, afortunadamente el resto de astilleros de tamaño mediano han mantenido un buen nivel de actividad», subrayó ayer Javier López de Lacalle, director gerente del Foro Marítimo Vasco (FMV), en la XXI asamblea general del clúster que se celebró en el Aquarium de Donostia. En concreto, se han firmado media docena de nuevos trabajos que refuerzan la cartera de estos tres astilleros de menor tamaño que el de Sestao. Aunque para alguno de los contratos todavía resta cerrar algunos flecos de financiación, según ha podido conocer DV, Zamakona -con sede en Santurtzi pero con grada también en Pasaia- ha cerrado la construcción de dos containeros y un atunero; Murueta, en Erandio, ha sumado un pesquero y un remolcador; y Balenciaga, en Zumaia, ha cerrado la construcción de un pesquero de 70 metros de eslora para un armador escocés.

2.840
millones de euros
2.840
facturó el pasado año el sector naval en Euskadi, un 3,5% menos que en 2016 por la crisis de La Naval.
13.735
trabajadores
13.735
empleaban los astilleros y sus proveedores a cierre del curso anterior, un 6,8% menos que en 2016.

Una lluvia de nuevos trabajos que garantiza a corto-medio plazo la continuidad de estos astilleros y aproxima uno de los retos que se marcó ayer el presidente del FMV, Jorge Zubiaga, el de mantener una rentabilidad «continuada» de las compañías para que eso «garantice la sostenibilidad del sector».

Tras botar un salmonero de última generación, Balenciaga construirá un pesquero para Escocia

Evidentemente, el primer objetivo que se marca el FMV es el de «resolver las incertidumbres del astillero más grande de Euskadi». «El problema nos afecta a todos», detalló López de Lacalle, y explicó que se han explorado todo tipo de posibilidades para darle una salida al proceso concursal del astillero sestaoarra.

En dicho mensaje también incidió el lehendakari Iñigo Urkullu, que clausuró la jornada en la que también se celebraba el 25 aniversario de Adimde -la Agrupación de Industrias Marítimas de Euskadi-. «Desde el Gobierno Vasco tenemos activadas todas las políticas industriales que están a nuestro alcance, tanto comarcales como sectoriales, porque nos consta que la situación de La Naval provoca incertidumbre en la industria auxiliar», apuntó el lehendakari. Urkullu señaló que en todos los sectores existen casos de empresas que atraviesan dificultades como consecuencia de factores externos o debido a «problemas que han ido acumulando durante mucho tiempo». «Empresas que llegan 'sin reservas' para hacer frente a las exigencias de un mercado global cada vez más competitivo», apuntó. En este sentido, reiteró que el Ejecutivo vasco seguirá «muy encima» de la situación de La Naval, consciente de «la importancia de dar continuidad a la actividad y el empleo». La consejera, Arantxa Tapia, por su parte, aclaró que el que se pueda garantizar la construcción del buque 'Vox Alexia' en Sestao daría «tiempo para buscar la solución definitiva a ese astillero».

El sector 'offshore' puede resugir para mediados de 2019 gracias a la subida del precio del crudo

La vuelta del petróleo

El sector en su conjunto sigue atento el proceso pero sin despistarse de los requerimientos que exige un mercado cada vez más competitivo e internacionalizado. Por ello, aunque en 2017 la industria naval y sus auxiliares facturaron en Euskadi 2.840 millones de euros (un 3,5% menos que en 2016) y emplearon a 13.735 trabajadores (un 6,8% menos), el FMV apuesta por concluir 2018 con una mejora en ambas variables.

En estos momentos los astilleros cuentan con 20 pedidos en cartera, con la vista puesta en sectores como el pesquero, los cruceros, los mercantes, megayates... aunque sin perder de vista el regreso de posibles proyectos 'offshore' debido al incremento del precio del petróleo. «Hace un año parecía que el petróleo ni estaba ni se le esperaba, pero con la subida de precios que se ha registrado algunos expertos indican que para mediados de 2019 o para 2020 pueden llegar algunos proyectos para nuestros astilleros», destacó López de Lacalle.

El clúster acaba de diseñar con la Spri una hoja de ruta para la transformación 4.0 en los próximos diez años

De cara al futuro, el sector en el País Vasco se encuentra embarcado de lleno en el camino hacia la transformación 4.0 de su industria. Hace pocos días han cerrado la fase de diagnóstico y se han marcado una ambiciosa hoja de ruta para seguir en los próximos 10 o 12 años. «No se puede hacer de la noche a la mañana, pero necesitamos un liderazgo decidido también para el cambio 4.0», advirtió el presidente del FMV, Jorge Zubiaga.

La Justicia de la UE cerrará en breve el conflicto del viejo 'tax lease'

Siete años después de que se iniciara uno de los procecimientos que más ha dañado a los astilleros privados españoles -entre ellos los vascos- se aproxima el final de este camino. Y parece que será con una resolución favorable para el sector. Hablamos del conflicto sobre el antiguo 'tax lease' español, el sistema de ayudas fiscales para la construcción naval entre los años 2001 y 2011 cuya presunta ilegalidad fue denunciada por Holanda ante la Comisión Europea (CE). El enredo, lo terminará de decidir el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en breve, según explicaron ayer fuentes de Pymar en la XXI asamblea general del Foro Marítimo Vasco.

Para hacer un resumen de lo que fue el proceso, en junio de 2011, Bruselas abrió el expediente de investigación a España a petición de Holanda. En julio de 2013, Competencia -con Joaquín Almunia a la cabeza- declara ilegales parte de las ayudas y obliga a los inversores a devolver las cuantías concentradas entre 2007 y 2011. Meses después, inversores, Pymar y el Gobierno central recurrieron al Tribunal de Luxemburgo el dictamen de Bruselas y en diciembre de 2015, el TJUE dio la razón a España y anuló la decisión de la Comisión. Entonces, la CE interpuso un recurso de casación ante el mismo tribunal del cual la vista se celebró a comienzos de este año y la resolución se espera en breve, con lo que se dará carpetazo al asunto.

Antes de cerrar ese capitulo, en 2012, la UE validó un nuevo sistema de 'tax lease' para los astilleros españoles, que según Pymar, «funciona perfectamente». De hecho, se han podido financiar 45 unidades ya con esta nueva herramienta y anticipan que en breve se podría superar la barrera del medio centenar de operaciones. «Esta herramienta genera confianza», explican desde el sector.

El Foro Marítimo Vasco, por su parte, quiso agradecer también ayer a las Haciendas forales la reforma llevada a cabo en el Impuesto de Sociedades y que «sitúa al particular 'tax lease' de Euskadi a la altura del resto del Estado», señaló el director general del FMV, Javier López de Lacalle. «Por ese motivo -añadió- queremos destacar la sensibilidad que han demostrado las Haciendas vascas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos