Arrasate, el municipio más grande de Gipuzkoa con la deuda a cero

Imagen exterior del ayuntamiento de Arrasate. /Oliden
Imagen exterior del ayuntamiento de Arrasate. / Oliden

La localidad de 22.000 habitantes, que arrancó la legislatura con un endeudamiento de casi 3 millones y medio de euros, logra sanear las cuentas en cuatro años

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

En Gipuzkoa hay un total de 23 ayuntamientos guipuzcoanos que tienen la deuda a cero, y no 22 como se publicó por error en este periódico, según los datos que presenta la estadística realizada por el departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación de Gipuzkoa. Los consistorios ejemplares que presentan las cuentas más saneadas del territorio son Orio, Hondarribia, Gaintza, Baliarrain, Itsaso, Altzaga, Arama, Leintz Gatzaga, Belauntza, Hernialde, Abaltzisketa, Alkiza, Altzo, Ezkio, Aduna, Lizartza, Itsasondo, Olaberria, Zegama, Irura, Mendaro, Lazkao y Arrasate. Y precisamente la localidad del Alto Deba suscita un interés especial, ya que es el municipio más grande de Gipuzkoa (22.000 habitantes) con la deuda a cero.

Cuando el equipo de Maria Ubarretxena accedió al ayuntamiento en 2015, Arrasate contaba con una deuda a largo plazo -el dinero que se le debe a las entidades financieras a través de créditos, avales...- que ascendía a 3.328.700 euros. Cuatro años después el contador de ese endeudamiento ha llegado a cero y no sin esfuerzo, después de haber reducido el montante en casi un millón de euros al año. Si ampliamos la fotografía y recurrimos a la memoria histórica, Arrasate tuvo la deuda a su nivel más alto en 1996, cuando acumulaba un endeudamiento de 13 millones de euros. En 2006 era de 10 millones, en 2010 subió a los 9,5...

Hay 23 consistorios de Gipuzkoa que tienen la deuda a cero, entre ellos Hondarribia y Orio

El equipo municipal que dirige la alcaldesa Ubarretxena asegura que reducir la deuda ha sido una de las «prioridades» de su gestión porque Arrasate necesita encarar con cierta urgencia varios proyectos, entre otros el de la construcción de un nuevo polideportivo que renueve el ya existente desde hace 42 años -Musakola se ha quedado obsoleto-. El embrión que tienen de presupuesto indica que construir un nuevo recinto implicaría un gasto de 26 millones.

Inversiones e impuestos

La pregunta del millón es cómo se ha conseguido reducir la deuda a cero en Arrasate. Los manuales de la economía señalan que reducir las inversiones y elevar la presión fiscal son las dos herramientas mágicas aunque, según apuntan desde el ayuntamiento, «la mayoría de los impuestos se han mantenido. Donde hemos ahorrado cantidades significativas ha sido en los concursos públicos, que se han adjudicado por menos valor. Y la gestión del día a día ha sido eficaz».

Una de los proyectos prioritarios de Arrasate consiste en la construcción de un nuevo polideportivo

En cuanto a las inversiones, el ayuntamiento ha afrontado operaciones por un valor de 22 millones. Entre los hitos de la legislatura cabe destacar la nueva escuela de música (6 millones), la rehabilitación como Bien Cultural del edificio de Unión Cerrajera, el ascensor público de Makatzena (1 millón), la renovación de parques infantiles, las urbanizaciones de San Josepe y San Andrés...